Spice Girls
Las Spice Girls se han unido a la asociación Comic Relief para lanzar una camisetas solidarias para mujeres. COMIC RELIEF

Son camisetas en las que puede leerse "justicia de género", sin embargo las mujeres que las confeccionan sufren trato vejatorio, insultos y no tienen un salario digno. Es la cara no visible de la colección solidaria que han lanzado las Spice Girls junto con la asociación Comic Relief para recaudar fondos que "promuevan la igualdad".

"No nos pagan lo suficiente y trabajamos en condiciones inhumanas", explica a The Guardian una de las mujeres que va a la fábrica en Bangladesh que se encarga de realizar la prenda. Trabajan hasta 16 horas al día y ganan el equivalente a 39 céntimos la hora. En cambio, las camisetas, que también llevan el mensaje "#IWannaBeASpiceGirl", se venden por 20 euros.

Las empleadas se ven obligadas a hacer horas extra, incluso estando enfermas, para alcanzar "objetivos imposibles" de coser miles de prendas al día. Si no lo consiguen las llaman "putas", informa de The Guardian.

Al conocerse la noticia, un portavoz de las Spice Girls aseguró que las cantantes estaban "profundamente conmocionadas y horrorizadas" y que iban a financiar una investigación para conocer cuáles son realmente las condiciones de trabajo que tienen esas mujeres allí dentro.

Ahora, la compañía que está detrás de la fábrica que hizo las camisetas, Interstoff Apparels, asegura que es "falso" todo lo que se ha publicado.

"Es absolutamente esencial que tanto los famosos como las organizaciones benéficas y las marcas se aseguren de que sus productos se hacen en fábricas que pagan un salario decente y proporcionan un trabajo que no constituya una ilegalidad", aseguró Dominique Muller, el director de Labor Behind the Label, una campaña que trabaja para mejorar las condiciones de las personas que están en el sector textil.