Trump
Trump, durante su discurso televisado. NBC

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha presentado este sábado una propuesta para poner fin al cierre de la Administración, que incluye una prórroga de tres años para los llamados 'dreamers', es decir, los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Asimismo, ofreció una medida similar para los afectados por la cancelación de otro amparo migratorio, el Estatus de Protección Temporal (TPS), que protege de la deportación a más de 436.000 inmigrantes en Estados Unidos.

Desde el pasado 22 de diciembre, el Gobierno federal de EE UU mantiene cerrado el 25% de la Administración debido a la exigencia de Trump de incluir fondos para la construcción del muro en los presupuestos federales, una propuesta que ha chocado frontalmente con la nueva mayoría demócrata en la Cámara Baja.

Varios dirigentes del Partido Demócrata han expresado este sábado su rechazo a la propuesta incluso antes de que el inquilino de la Casa Blanca realizara el anuncio oficialmente.

La propuesta vincula la aprobación de un presupuesto de 5.700 millones de euros para la construcción del muro fronterizo que prometió Trump en campaña a cambio de esta nueva vía para que parte de los inmigrantes indocumentados obtengan la ciudadanía.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ha calificado la propuestacomo "inaceptable". "No es un intento de buena fe para restablecer la confianza en la vida de la gente" y posiblemente no sería aprobada ni en la Cámara de Representantes (de mayoría demócrata) ni en el Senado (de mayoría republicana).

"No puedo apoyar la propuesta de la que se ha informado y no creo que fuera aaprobada en el Senado", ha argumentado por su parte el senador demócrata Dick Durbin. "Estoy dispuesto a sentarme cuando sea en cuanto reabra el Gobierno para trabajar para resolver las cuestiones pendientes", ha añadido.

Fuentes demócratas han asegurado que no se ha consultado con la formación la propuesta que ha anunciado Trump esta noche y han destacado que ya se han rechazado anteriormente iniciativas similares.

La administración pública funciona a medio gas desde el pasado 22 de diciembre porque el Congreso, tanto los demócratas como algunos republicanos, se negó a liberar 5.700 millones de dólares para construir el muro, haciendo naufragar así el acuerdo sobre el nuevo techo de gasto.