Aplazan la urbanización de las calles afectadas por las obras del AVE
La av. Vilanova de L’Hospitalet, en obras todavía pero sin movimiento de obreros, el viernes (Hugo Fernández).
Aunque 16 años después de lo prometido, el AVE ha llegado a Barcelona, pero ahora queda todavía un largo recorrido hasta reurbanizar las zonas colindantes a las vías. Un proceso que desde el pasado miércoles está paralizado en la avenida Vilanova de L’Hospitalet de Llobregat.

De esta vía asfaltada de doble sentido de circulación no queda ni rastro. Se construyó el túnel por el que circula el AVE, se cubrió de cemento, y en febrero debían comenzar las obras para reconstruir esta zona tal como indica un cartel instalado en la calle Jansana. Pero los vecinos de la avenida y alrededores miran con asombro y preocupación cómo desde el día 20 no acude ningún peón a la obra.

Desde Adif, el ente de Fomento encargado de las obras, se argumenta que desde la firma, en diciembre, de un convenio con el Ajuntament de L’Hospitalet para reurbanizar la zona, «todavía queda un margen de un año» para llevar a cabo los trabajos.

Desde la Plataforma de Afectados del AVE, José Otero apunta a que «extraoficialmente se conoce que han agotado el presupuesto en cubrir los socavones». Extremo que Adif niega, aclarando que con el convenio firmado se aportarán 13,5 M1.

Colector nuevo y grietas reparadas

Las obras en el tramo de la avenida Vilanova se han ralentizado, pero unos metros más allá, ya en Bellvitge, el trabajo continúa y se ha colocado ya un nuevo colector más ancho en sustitución del anterior, que quedó dañado por las obras y que ocasionó pequeñas inundaciones ejerciendo de cuello de botella. El resto de colectores se están limpiando, según fuentes de Adif. Los trabajos de reparación de las grietas causadas por las obras ya han comenzado, «arreglamos incluso desperfectos anteriores».