Varios operarios municipales estuvieron ayer por la mañana en la plaza de Cuatro Caminos para arreglar y limpiar los conductos de una de las fuentes más importantes y conocidas de la ciudad.