El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado que PP y Cs quieren involucionar España y retornar al pasado, y les ha comparado con el presidente de Brasil haciendo un juego de palabras con el partido ultraderechista Vox: "Son los 'Voxonaros' de la política española".

Lo ha dicho en el acto político de respaldo al candidato del PSC a la Alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, en el que también han participado el primer secretario del partido, Miquel Iceta, y la ministra de Políticas Territoriales y Función Pública, Meritxell Batet, en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), en el que se ha podido ver un vídeo del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y al que han asistido cerca de 2.000 personas.

El presidente ha lamentado el acuerdo alcanzado entre las tres derechas en Andalucía y les ha advertido: "A todos los que reparten carnés de constitucionalista, les decimos que el único partido leal con la Constitución en el Gobierno y en la oposición es el PSOE".

Vox y las mujeres

Ha explicado que en Andalucía donde se ha producido el pacto entre PP, Cs y Vox se está "banalizando la violencia de género, se pone en cuestión avances que han tardado siglos en ser conquistados por el conjunto de la sociedad".

"Creo que se equivocan. En el siglo XXI, quien elige de adversario a las mujeres, pierde seguro", ha defendido, y se ha comprometido a defender desde el Ejecutivo central los derechos conquistados y ha llamado a los socialistas a movilizarse en el mismo sentido.

"Bancarrota ideológica"

Ha lanzado una reflexión al PP y a Cs asegurando que la derecha ha sufrido mucho tras la sentencia de la Gürtel que, para el líder socialista, supone una "bancarrota ética" para los populares.

Por eso, ha advertido a los dos partidos de que si en lugar de luchar contra los argumentos de la ultraderecha, se abrazan a ellos, a la crisis ética le sucederá una "bancarrota ideológica".

Ha confrontado el acuerdo de la formación naranja y los populares con Vox, con su proyecto político, apuntalado ahora con un proyecto de Presupuestos que no quiere ser para dos años sino "un proyecto de transformación de la sociedad catalana y española".

"Cuando Rivera y Casado dicen '¡Elecciones ya!', que esperen sentados. Vamos a gobernar hasta 2020", ha zanjado, y ha levantado los aplausos de los asistentes.

Prespuestos

Sobre su proyecto de Presupuestos, ha defendido que están "cargados de valores sociales y de enorme sentido común" por lo que ha pedido a todas las fuerzas parlamentarias del Congreso que permitan su aprobación, porque asegura que suponen el avance de Catalunya y del resto de España.

"El gobierno de España representa lo que mejor define a la sociedad española y catalana: la tolerancia, el respeto y la igualdad. Ese es el proyecto del PSOE", ha expresado.

Mensaje a los independentistas

Sánchez ha llamado este sábado al Govern y a los partidos que le dan respaldo a desarrollar políticas y trabajar para la conciliación de todos los catalanes: "Lo siento señores independentistas. Ustedes no tienen la mayoría social".

Ha llamado al nacionalismo a "reconocer al no nacionalista" para hacer crecer Cataluña gobernando para los que son independentistas y para los que no lo son, y ha recordado una frase del excanciller federal de Alemania Willy Brandt: 'Crece junto lo que pertenece al mismo tronco'.

"La política catalana tiene que ir orientada a abolir los antagonismos y superar los bloques", ha clamado el presidente del Gobierno, que ha asegurado que en eso es en lo que está trabajando su Ejecutivo.

"Franco al container"

En ese momento, un miembro del público se ha levantado para reclamarle a Sánchez tirar adelante con su propuesta de trasladar los restos de Franco fuera del Valle de los Caídos al grito de "Fraco al container".

El gesto del hombre ha levantado las risas entre el público y ha provocado que Sánchez contestara: "Es lo que tienen los mítines. Se vuelven interactivos".

El presiente ha continuado con el asunto catalán y ha pedido al ejecutivo de Torra "sentido común, sentido de Estado y serenidad" para mantener el diálogo y buscar una solución al conflicto político.

"La crisis de Cataluña no la resolveremos en cuatro meses. Necesitamos la lealtad de la oposición que no tenemos", ha dicho y ha insistido al Ejecutivo de Torra pasar del monólogo al diálogo.