Brexit
Varios manifestantes pro europeístas participan en una protesta junto al Parlamento británico en Londres (Reino Unido). EFE/ Facundo Arrizabalaga

El exjefe del servicio de inteligencia exterior británico (MI6) Richard Dearlove ha enviado una carta a altos cargos del Partido Conservador alertando de que el acuerdo del "brexit" al que ha llegado el Gobierno con Bruselas amenaza la "seguridad nacional" del Reino Unido, reveló hoy el canal Sky News.

Dearlove, que dirigió el MI6 entre 1999 y 2004, y que en la actualidad preside el consejo de dirección de la Universidad de Londres, advierte en su misiva de que el pacto que será sometido a votación en el Parlamento el próximo día 15 deja aspectos de la seguridad del país en "manos extranjeras".

El antiguo responsable de los servicios secretos británicos en el exterior, que se unió a la agencia de espionaje del Reino Unido en 1966, pide a la dirección del Partido Conservador que se "asegure de que sus diputados votan en contra de ese mal acuerdo".

"El primer deber del Estado, por encima del comercio, es la seguridad de sus ciudadanos", esgrime la carta, firmada junto con el exjefe de las Fuerzas Armadas británicas Charles Guthrie (en el cargo entre 1994 y 1997).

Un nutrido grupo de "tories" (conservadores) euroescépticos, así como sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), se han posicionado en contra del acuerdo que defiende la primera ministra, la también conservadora Theresa May, por lo que el texto tiene escasas opciones de prosperar la semana que viene en la Cámara de los Comune.

Corbyn insiste en elecciones anticipadas

Por su parte, el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha insistido en que su formación mantiene como "prioridad" la celebración de elecciones para desencallar el proceso del "brexit", pero, de no materializarse esta opción, apuntó que "todas las posibilidades siguen sobre la mesa".

Entre ellas, según señaló en un discurso en la ciudad de Wakefield (norte de Inglaterra), se encuentra la de "hacer campaña" por la celebración de un segundo referéndum. Aunque Corbyn no descarta esa alternativa, subrayó de nuevo que unos comicios generales anticipados suponen la decisión "no solo más práctica, sino también más democrática".

"Esa votación daría al nuevo Gobierno un mandato renovado para negociar el 'brexit'", consideró el líder izquierdista, que auguró que el Ejecutivo conservador experimentará una "derrota histórica" el próximo martes en el Parlamento en la votación de su acuerdo de salida de la UE. La probable no ratificación del acuerdo "no solo representará el fracaso del liderazgo de la primera ministra, Theresa May, sino de todo el Partido Conservador", puntualizó.

Sobre la posibilidad de promover una moción de censura si finalmente el tratado de May no sale adelante en la Cámara de los Comunes, informó de que su partido la presentará "cuando crea que hay más posibilidades de éxito". Corbyn reconoció que los laboristas no cuentan con el suficiente número de diputados para derrotar a la primera ministra, por lo que necesitarían el apoyo de parlamentarios de otras formaciones.