El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès.
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès. EFE - POL SOLÀ

El vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha afirmado este lunes que los partidos independentistas "no darán un cheque en blanco" al Gobierno con respecto a los presupuestos, ni se dejarán condicionar por "la espada de Damocles de que viene la derecha reaccionaria" si no se aprueban. Por otro lado, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha abogado por consensuar con el Govern y el mundo independentista si presentan enmiendas a la totalidad.

En una entrevista en TV3, el vicepresidente catalán y adjunto a la presidencia de ERC ha destacado que ahora mismo el Govern sigue sin saber "de qué va" el Gobierno de Pedro Sánchez, y "si quiere mantener el conflicto con Cataluña en términos de represión o quiere una solución democrática y sacar la política de los tribunales".

"Es evidente que Sánchez no es lo mismo que Mariano Rajoy (PP)", ha reconocido Pere Aragonès, pero en las negociaciones entre gobiernos "hace falta que se den pasos adelante, hemos puesto las sillas pero hace falta la mesa", y la parte catalana, ha insistido, sigue sin saber "cuál es el proyecto" del PSOE para Cataluña.

Conocer sus intenciones puede determinar la posición definitiva de los partidos catalanes con respecto a los presupuestos del Estado, ha explicado, antes de confirmar que para el gobierno catalán es muy importante resolver la cuestión de los presos independentistas y el juicio inminente "en el que el Estado es parte", así como la posibilidad que "los catalanes puedan decidir su futuro".

El vicepresidente del Govern ha querido dejar claro que sin conocer la posición del Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre estas cuestiones, lo que no va a hacer el independentismo es apoyar los presupuestos estatales "bajo la espada de Damocles de que viene la derecha reaccionaria" si el PSOE se ve obligado a convocar elecciones antes de que finalice la legislatura.

"No aceptamos esta dicotomía, nosotros no damos cheques en blanco a nadie", ha subrayado Aragonès momentos antes de apuntar: "Las leyes actuales del Estado español no son un límite para nosotros, este gobierno es independentista, nuestros objetivos y aspiraciones van más allá".

Juicio 'procés'

Pere Aragonès, también ha hablado sobre el inminente juicio a los presos independentistas y ha afirmado que "tendrá que haber un gesto democrático" en Cataluña si se produce una sentencia condenatoria contra los presos independentistas que serán juzgados próximamente.

Aragonès ha indicado que lo que quiere el Govern es "la libre absolución" de "los presos políticos independentistas" porque, según ha dicho, "no ha habido ningún delito". Si se produce una sentencia condenatoria, él es partidario de buscar "los consensos necesarios" en la sociedad catalana para plantear una respuesta colectiva.

El vicepresidente del Govern ha avanzado que el ejecutivo catalán participará en las posibles movilizaciones que se convoquen en protesta por una sentencia condenatoria. "Si la sentencia es condenatoria tendrá que haber un gesto democrático", ha subrayado el vicepresidente catalán, que sin embargo no ha especificado cuál podría ser porque esta respuesta, porque anticiparla "no sería adecuado", ha puntualizado.

Ha dejado entrever, sin embargo, que dicho "gesto democrático" puede incluir tanto movilizaciones de la sociedad catalana "como votaciones en el Parlament".

En cualquier caso, ha explicado Pere Aragonès, el objetivo de "dicho gesto democrático" es "obligar al Gobierno español a hacer lo que se resiste hacer, que es abrir una negociación política" con Cataluña.

El PDeCAT quiere acordar con el independentismo si enmienda las cuentas

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha minimizado este lunes el debate interno sobre los presupuestos del Estado y ha defendido consensuar con el Govern y el mundo independentista si presentan enmiendas a la totalidad, aunque ha reiterado que el "voto definitivo" al final del trámite será "no".

En la rueda de prensa posterior a la primera reunión del año de la ejecutiva del PDeCAT, Bonvehí ha comentado el debate público que abrió el secretario de organización y diputado en el Congreso, Ferran Bel, quien se inclinó por no presentar enmienda a la totalidad a los Presupuestos para dar aire a la negociación entre Generalitat y Gobierno, una opción que descartó la vicepresidenta del partido y parlamentaria en la Cámara Baja, Miriam Nogueras.

Bonvehí ha calificado estas discrepancias como "matices", pues ha considerado que Bel solo planteó una "opción" y Nogueras la posición general del partido, que es un "no" en el "voto definitivo", al final del trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado.

El presidente del Partit Demòcrata ha pospuesto la decisión sobre la enmienda a la totalidad hasta el momento en el que el Gobierno presente las cuentas en la Cámara, pues en función de "las circunstancias de este momento" valorarán si las presentan o no.

Ha señalado también que si el Gobierno de Pedro Sánchez presentara este lunes mismo los Presupuestos, el PDeCAT presentaría enmienda a la totalidad en las actuales circunstancias.

Pero como no es así, "no podemos decidir sobre el trámite parlamentario si ni siquiera sabemos si presentarán los presupuestos", ha remarcado el dirigente, que en todo caso ha subrayado que la decisión sobre la estrategia en el debate de totalidad la tomarán de forma "consensuada con el mundo independentista y con el Govern de la Generalitat".

Preguntado por si el PDeCAT teme quedar alineado con Ciudadanos y PP si presenta enmienda a la totalidad, Bonvehí ha afirmado que "el independentismo seguro que no dará ninguna victoria" a estos dos partidos.

En todo caso, ha insistido en posponer la decisión hasta el momento que el Gobierno presente los presupuestos: "Estoy seguro de que hallaremos los trámites parlamentarios adecuados para ver que nuestro 'no' -a las cuentas- es por la independencia, por la dignidad -de los presos soberanistas- y porque no hay ninguna solución política" para Cataluña, ha afirmado.

Indistintamente de lo que haga el Partit Demòcrata en el debate de totalidad, Bonvehí ha reiterado que "el voto definitivo será un no, tanto si se tramitan como no" las cuentas.