Un ciudadano iraní de 70 años fue arrestado esta semana y condenado a 30 latigazos y cuatro meses de cárcel por pasear a su perro. Según recoge Fox News la policía arrestó al anciano en Sharhr Rey, un suburbio de Teherán.

Los dueños de animales domésticos tienen prohibido pasearlos por las calles debido a que el Islam considera a estos animales impuros, por lo que el juez culpó al hombre de alteración del orden público, según informaba la web Adnkronos .

La Policía asegura que los dueños de perros les "desafían" sacando a los animales a las calles.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, provocó recientemente el debate sobre los perros y sus dueños cuando él compró cuatro perros guardianes, por un valor de 161 dólares cada uno.