Polémica en el Gòtic por la situación de los pisos prefabricados de Colau

  • Está previsto que se ubiquen en un solar que se utiliza como plaza desde hace más de ocho años.
  • Algunos vecinos no quieren perder ese espacio y otros creen que eliminarlo evitará el ruido nocturno.
  • El gobierno municipal empezará a levantar estas viviendas, para alquiler público, entre este mes y el que viene.
  • Barcelona tendrá 92 pisos sociales prefabricados en tres distritos.
Una recreación de los pisos sociales prefabricados que el gobierno municipal prevé construir en el Gòtic.
Una recreación de los pisos sociales prefabricados que el gobierno municipal prevé construir en el Gòtic.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

La ubicación de los pisos de alquiler público prefabricados que el gobierno de Ada Colau en Barcelona prevé empezar a levantar entre este mes y el que viene ha dividido a los vecinos del Gòtic, donde se situará uno de los tres primeros bloques que se construirán. Y es que está previsto que este se ubique en la confluencia de las calles Nou de Sant Francesc y Rull, punto en el que ahora hay un solar público calificado de vivienda social que se acondicionó provisionalmente como plaza hace casi ocho años.

"Hay vecinos que no están de acuerdo con que los pisos se hagan en este lugar porque es uno de los pocos espacios que quedan libres en el barrio y se preguntan por qué no se construyen, por ejemplo, en el Raval", explica Teresa Picazo, secretaria de la Associació de Veïns i Veïnes del Barri Gòtic. Cuenta, además, que el solar "primero estaba vallado y luego se acondicionó con bancos" y que ahora lo usan los padres que van a buscar a sus hijos a la escuela Drassanes, que queda al lado, y la propia entidad para organizar actividades.

"Otros vecinos, sin embargo, están a favor de que el edificio se construya allí como estrategia contra el ruido por la noche", señala, y añade que lo mismo defiende la asociación, pues "cuando cierran los bares de Escudellers" hay gente que se va a esta plaza provisional "a acabar la farra y molesta mucho".

Estas posiciones vecinales encontradas, apunta Picazo, motivaron que la entidad organizara un debate sobre la ubicación de los pisos prefabricados el mes pasado, que también contó con una "explicación técnica" del proyecto, pues la agrupación considera que "la información por parte del Ayuntamiento ha sido insuficiente".

El gobierno municipal, sin embargo, no prevé modificaciones en la ubicación de los tres primeros edificios prefabricados, que forman parte del programa de Alojamiento de Proximidad Provisional (APROP) y se harán en el Gòtic, la Bordeta (Mossèn Amadeu Oller, 17-21) y Poblenou (Bolivia, 33-41) y albergarán un total de 92 viviendas. Servirán para alojar a unas 250 personas, costarán 5,3 millones de euros y contarán con un máximo de 60 metros cuadrados y dos dormitorios.

La voluntad del Ayuntamiento es extender progresivamente a los 10 distritos de la ciudad este tipo de pisos.

Ya se ha licitado el concurso

Fuentes del Consistorio no informan de la fecha concreta en la que se comenzarán a levantar los pisos prefabricados pero señalan que "el concurso se licitó" después de un proceso "más largo de los previsto".

Este tipo de viviendas pueden estar listas en unos meses, a diferencia de las tradicionales, que tardan hasta siete años en construirse. El inconveniente es que su vida es más corta. El Ayuntamiento prevé alquilarlas por ciclos de seis años y que duren un mínimo de dos ciclos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento