Frank Underwood es el personaje que el actor Kevin Spacey interpretaba en la aclamada serie de Netflix House of Cards, serie de la que fue despedido después de salir a la luz varias denuncias por acoso sexual contra el intérprete.

Después de mucho tiempo de silencio y de periodos de retiro en los que prácticamente desapareció, el actor ha subido un vídeo a sus redes sociales en el que se mete de nuevo en el papel de Frank e imita la forma en la que el personaje se dirige al público en la serie.

El vídeo se titula Let me be Frank, un juego de palabras que significa a la vez "déjame ser Frank" y "déjame ser franco". En las imágenes Spacey aparece en un ambiente navideño, en plena faena de cortar el pavo de Navidad.

"Yo sé lo que quieres", dice mirando a cámara, "han tratado de separarnos, pero lo que nosotros tenemos es demasiado fuerte y poderoso", comienza diciendo en el vídeo, en el que intenta crear un vínculo con el espectador, hablando de lo mucho que "hemos compartido" y de que él ha mostrado "sus secretos" y su lado "más profundo y oscuro".

Sin aclarar nunca si habla de sí mismo o de su personaje, probablemente buscando pretendidamente esa ambigüedad, sigue afirmando: "Te mostré de lo que son capaces las personas. Te mostré mi honestidad y sobre toso te desafié y te hice pensar. Y tú confiaste en mí aunque sabías que no debías hacerlo".

"Quieres que vuelva", se aventura a adivinar Spacey que advierte que "no hemos terminado". Ahí es cuando se acerca más a su propia historia personal y a su caída en desgracia después de las acusaciones por abuso sexual.

"Algunos se lo creyeron y esperaban con expectación que lo confesara todo. Ellos se mueren por escucharme decir que todo lo que afirma es verdad y ver que me dieron mi merecido", afirma el intérprete, que asegura que "Eso sería lo fácil. Si fuera todo tan fácil... Pero tú y yo sabemos que nunca es tan fácil, ni en la política, ni en la vida", sostiene.

A continuación, apela de nuevo al espectador: "No creerías algo tan malo sin pruebas, ¿verdad? No juzgarías sin pruebas, ¿verdad? No, tú no. Eres más listo que eso", valora.

Spacey dice no tener miedo ni haberlo tenido por nada de lo que hizo o lo que dijo y promete pelear, porque "si no pagué el precio por las cosas que ambos sabemos que sí hice, no voy a pagar el precio por las cosas que no hice".

"Nunca he jugado según las reglas y eso os encantó", aventura a decir y comienza a hacer valoraciones que podrían ir dirigidas contra quienes le despidieron de la serie. "A pesar de los titulares, a pesar de los juicios políticos sin un juicio, a pesar de todo, a pesar de mi propia muerte, [spoiler: el personaje de Frank Underwood muere en la serie] me siento sorprendentemente bien", confiesa.

"Pronto se sabrá la verdad", asegura y en un tono misterioso hace ver: "En realidad nunca me visteis morir, ¿verdad? Todo puede ser tan engañoso...", en lo que podría ser una promesa de regreso, mientras se coloca el anillo presidencial que usa en House of Cards.

"¿Me echas de menos?", dice Kevin Spacey antes de desaparecer de escena con una música de tensión.

La publicación del vídeo se registró este lunes, justo después de que Michael O'Keefe, uno de los fiscales de distrito del estado de Massachusetts, anunciara cargos contra el actor por supuestamente haber abusado en 2016 de un chico de 18 años que es hijo de una presentadora de televisión de Boston.

Spacey deberá comparecer el 7 de enero en la corte del distrito de Nantucket, en Massachusetts, detalló el fiscal en un comunicado. Esa será la primera vez que Spacey se enfrente a cargos criminales por una de las acusaciones de abuso sexual que pesan sobre él.