ERC y PDeCAT se suman a la mayoría a favor de la senda de déficit del Gobierno, primer paso para los Presupuestos

  • El Congreso aprueba una senda de déficit de 1,8% del PIB para 2019, 1,1% para 2020 y 0,4% para 2021.
  • A excepción de EH Bildu, el Gobierno reedita la mayoría de la moción de censura para permitir más gasto en 2019.
  • PP y Cs han votado en contra y Montero les acusa de querer obligar al Ejecutivo a aumentar el ajuste debido para el año que viene.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
EFE
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha defendido este jueves que la senda de déficit del Gobierno ofrece mayor seguridad jurídica en la tramitación de los Presupuestos de 2019. Además, ERC, PNV y PDeCAT han anunciado que votarán a favor de la senda de déficit que ha presentado la ministra en el Congreso.

ERC, PNV y PDeCAT han votado este jueves a favor de la senda de déficit que ha vuelto a presentar el Gobierno en el Congreso, como paso previo para la presentación de los Presupuestos para 2019 en enero. También con el apoyo de Compromís y Nueva Canarias, el Ejecutivo se ha asegurado casi el mismo apoyo a los objetivos de déficit que tuvo en la moción de censura, suficiente para aprobarlos.

En el debate previo a la votación, la mayoría de los grupos del Congreso han anunciado su voto afirmativo al Gobierno, si bien ERC, PDeCAT o PNV han advertido que no debe interpretarse como un sí a los Presupuestos para 2019 que el Ejecutivo llevará a esta Cámara en el mes de enero.

No obstante, la aprobación de la senda de déficit es un primer paso del proceso presupuestario y el voto afirmativo de los independentistas catalanes no cierra del todo la puerta a las tensas relaciones entre La Moncloa y la Generalitat, evidenciadas este jueves en la incertidumbre que, a última hora, rodea a la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra en Barcelona.

Por ERC, el diputado Joan Maragall ha explicado que su sí a la senda de déficit se debe a que "no debemos romper los poquísimos puentes de diálogo que nos quedan, para no romper el finísimo hilo".

"La Generalitat nos ha pedido que hagamos este quizá último gesto y lo hacemos con convicción", ha explicado Maragall, que ha recordado que que "hemos hecho otros mayores, como la moción de censura, a cambio de nada".

Por su parte, el diputado del PDeCAT Ferrán Bel ha indicado que "vamos a votar que sí de acuerdo con el propio Govern de la Generalitat, que quiere en estos momentos poder disponer de dos décimas más" de gasto, que para Cataluña supondrán 470 millones más.

Para el PDeCAT, su sí a la senda de gasto también es un "gesto" que no garantiza el apoyo a las cuentas del año que viene , para lo que los independentistas exigirán una contrapartida politica. "Que nadie se equivoque, esto no es la antesala de un sí a los Presupuestos, la antesala es una propuesta para una solución política en Cataluña", ha advertido Bel.

Como ya hizo en julio, cuando por primera vez el Gobierno llevó al Congreso estos mismos objetivos de déficit, el PNV también ha votado ahora a favor. Su diputada Idoia Sagastizabal también ha dejado claro a la ministra de Hacienda que aún hay mucho que negociar de cara a los Presupuestos. "No es un cheque en blanco", ha dicho, pero ha explicado el apoyo a la propuesta de este jueves por "la necedidad de estabilidad política y económica".

Buena para los ciudadanos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha apelado este jueves a la mayoría de la moción de censura para que apoyara la senda de déficit, el paso previo para la elaboración de Presupuestos de 2019. Con ella, habría 6.000 millones más de gasto. Montero ha lanzado un llamiento para que partidos como PNV, ERC y PDeCAT voten a favor de una senda que, ha dicho, "es buena para los ciudanos".

El Congreso votará este jueves una senda de déficit que prevé un 1,8% del PIB para 2019, de 1,1% en 2020 y de 0,4% en 2021. Por lo que respecta al año que viene, la diferencia entre este objetivo de déficit y el que previó el Gobierno del PP, 1,3% del PIB, son cinco décimas que representan un aumento de gasto de 6.000 millones, que el Gobierno repartirá entre comunidades autónomas y seguridad social con 2.500 millones para cada uno y otros 1.000 millones para la administración central del Estado.

"La senda pone en valor nuestro acuerdo con Europa pero sin constreñir ni a las comunidades autónomas ni a la Seguridad Social, que son los primeros beneficiarios de esta capacidad de gsato de la nueva senda", ha dicho Montero, que ha reflexionado sobre la coincidencia de que quienes la rechazan sean los mismos partidos que cuestionan ahora el Estado de las automías.

Para el Gobierno, sí son "la antesala de los Presupuestos" que, ha enumerado Montero, revalorizarán las pensiones con el IPC, darán una paga compensatoria a los pensionistas por el poder adquisitivo pedido, empezarán a revertir el copago sanitario o bajarán las tasas universitarias y aumentarán las becas.

"Hace unos meses, la mayoría de este Parlamento propició una moción de censura que permitió un cambio de Gobierno para que este país recuperar la confianza en las instituciones y en política como mejorar la vida de las personas", ha dicho Montero.

Mayoría de la moción de censura

La senda de déficit ha salido adelante con 176 votos a favor de un total de 344 votos y 168 en contra. El Gobierno ha logrado justo el número de apoyos que marcan la mayoría absoluta y que, a excepción de EH Bildu, que se ha descolgado votando en contra, ha congseuido el voto afirmativo de los mismos grupos que en junio apoyaron la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa. Coalición Canaria, el único partido que entonces se abstuvo y este jueves ha votado en contra de los objetivos de déficit, como también han hecho PP y Ciudadanos, según lo esperado.

En todo caso, el Congreso ha aprobado este jueves la senda de gasto que, a primera hora de este jueves, Montero ha defendido como un espaldarazo al Estado de las autonomías y permitirá más gasto en sanidad, educación o pensiones. Consciente de los frágiles equilibrios políticos que afronta en el Congreso el Gobierno, la ministra de Hacienda ha indicado en varias ocasiones que "apoyar la senda no es apoyar a este Gobierno" sino respaldar "una política que, según ha dicho, permitirá subir sueldos a los funcionarios, de pensiones o más gasto en sanidad.

Hasta Unidos Podemos, con quien el Gobierno acordó el preacuerdo presupuestario que sirve de base a la negociación con el resto ha tenido palabras duras para la ministra de Hacienda, al acusar al Ejecutivo de "haber cambiado" y criticar la negociación con la Comisión Europea para lograr cinco décimas de déficit para el año que viene, que el grupo que lidera Pablo Iglesias considera insuficiente.

"Usded nos lo pone muy difícil, si fuera por lo que han hecho tendríamos que votar que no, pero como van a cumplir el acuerdo presupuestario, vamos a votar que sí con la nariz tapada", ha dicho el diputado morado Alberto Montero.

La semana que viene, el Senado celebrará una votación similar, en la que está previsto que el resultado sea el contrario. El Gobierno da por descontado que el PP rechazará la senda de gasto con su mayoria absoluta en la Cámara Alta. En este caso, Hacienda elaborará el proyecto de Presupuestos de 2019 con el objetivo de déficit que había previsto el Ejecutivo de Mariano Rajoy, el 1,3%. El Consejo de Ministros aprobará en enero el  proyecto de ley de Presupuestos y a mitad de mes lo presentará en el Congreso.

PP y Ciudadanos

Como estaba previsto, PP y Ciudadanos volverán a votar en contra de la senda de déficit del Gobierno.

El diputado popular Víctor Valentín Piritz ha anunciado un voto negativo a una senda de déficit "negativa para España" y un "acuerdo tramposo". En alusión al respaldo que sí obtendrá por parte de ERC y PdeCAT, ha añadido que tendrá el "voto oportunista de los que quieren romper España", algo que "no puede ser bueno para nuestro país".

Piritz ha acusado al Gobierno de incumplir la ley de estabilidad presupuestaria por tardar cuatro meses en presentar al Congreso una nueva senda de déficit, que, además, es la misma que se rechazó en julio. Además, a la inversa del reproche del Gobierno y de buena parte de grupos al PP, el diputado popular ha critica que el Ejecutivo quiera reformar esta ley para saltarse el veto del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Asimismo, ha asegurado que ni la Comisión Europea ni el FMI se creen los datos del Gobierno, ha replicado que no se trata de 6.000 millones más de gasto, sino de "deuda" y ha acusado al Ejecutivo de querer hacer con ellos "una megacampaña electoral pagada a escote por los españoles de hoy y del futuro".

Por Ciudadanos, Toni Roldán ha dado tres motivos para rechazar de nuevo la senda de gasto. "No puede esperar que le respondamos una cosa distinta, hay otros que cambiarán su voto, imagino que por concesiones de otro tipo", le ha dicho a la ministra.

Para Ciudadanos, los Presupuestos que plantea el Gobienro "ponen en riesgo la economía española, que tiene el segundo déficit más alto de la UE y casi el 1005 fde deuda pública [sobre el PIB]". "Han traído unas cuentsa que no es que no me las crea yo, es que no se las cree nadie, ni la Comisión, ni el FMI, nadie", ha afirmado Roldán.

El diputado naranja también ha criticado que el Gobierno prevea la subida "de hasta siete impuestos" en unos Presupuestos en los que, por el contrario, no fiura "ninguna reforma" económica.

Críticas de Montero

Montero ha dedicado a estos dos partidos buena parte de su intervención. Les ha criticado por bloquear la reforma legislativa para eliminar el veto del Senado a los Presupuestos y, en alusión al Gobienro de Mariano Rajoy, ha acusado a los populares de rechazar la senda de déficit del Gobierno para obligar a Pedro Sánchez ha hacer el ajuste al que exhorta la Comisión Europea que tenían que haber hecho los populares.

Montoro ha asegurado que si la Comisión Europea ha permitido a España aumentar el déficit para el año que viene es porque Rajoy hizo unos Presupuestos para 2018 que no preveían ingresos suficientes para los gastos comprometidos, de manera que el déficit este año terminará esra de un 2,7%, en lugar del 2,2%.

"Si no se aprueban, lo que pretenden PP y Ciudadanos, se trataría de que lo que no hicieron ellos en 2018 se haga en 2019 y, además, se sume a los esfuerzos que la Comisión Europea impone para España para el año que viene".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento