Juan Antonio Samaranch
Juan Antonio Samaranch. EFE

China entregó este martes una medalla póstuma al expresidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Juan Antonio Samaranch (1920-2010) por su contribución al proceso de reforma y apertura del país, cuyo cuadragésimo aniversario se celebra también este martes en Pekín.

En concreto, Samaranch fue premiado por ser el "promotor del olimpismo en China", anunciaron las autoridades durante un acto celebrado en el Gran Palacio del Pueblo de la capital china.

La plana mayor del Partido Comunista de China (PCCh), con presencia destacada del presidente del país, Xi Jinping, y del primer ministro, Li Keqiang, anunció la entrega de estas "medallas de la amistad por la contribución a la reforma de China" a un centenar de personas, de las que diez son extranjeras.

Samaranch, que presidió el COI entre 1980 y 2001 —posteriormente, hasta su muerte, fue presidente honorario del organismo—, fue uno de los más importantes apoyos para China en sus planes de convertirse en anfitriona de los Juegos Olímpicos, objetivo que finalmente consiguió en 2001, cuando Pekín se adjudicó los de 2008.

De hecho fue el barcelonés quien anunció, durante un pleno del COI celebrado en Moscú en julio de 2001, que Pekín sería finalmente la organizadora de los Juegos —ya se había presentado sin éxito a los del 2000, que fueron a parar a Sídney—, algo que generó gran euforia entre los ciudadanos y las autoridades de China.

Samaranch, o Samalanchi —así se le llama en China—, es un personaje muy querido en el país asiático no solo por su apoyo para los citados Juegos Olímpicos, sino porque bajo su mandato se aceptó a la China Popular en el movimiento olímpico, participando por primera vez en los de 1984, en Los Ángeles.

La Fundación que lleva su nombre, dirigida por su hijo Juan Antonio Samaranch Salisachs —actual vicepresidente del COI—, tiene su sede en Pekín, y en la ciudad de Tianjin (noreste) se inauguró en 2013 un enorme museo dedicado a la figura del antiguo presidente del Comité.

Alibaba y Yao Ming

Recibieron una medalla por sus contribuciones un centenar de personalidades chinas y una decena de extranjeras que impulsaron las reformas en campos como economía, educación, ciencia y tecnología, seguridad, agricultura, entre otros.

Entre las personalidades destacó la presencia de los empresarios Jack Ma, Robin Li y Pony Ma, creadores de las plataformas Alibaba, Baidu y Tencent, respectivamente.

También fueron premiados otros rostros conocidos entre el público del país asiático, como Xu Haifeng, primer chino en ganar una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos; Yao Ming, icono baloncestítico chino y exjugador de la NBA, y la famosa cantante y bailarina china Li Guyi.

Entre los extranjeros premiados destacó también la figura del difunto Lee Kuan Yew, ex primer ministro de Singapur, que inspiró a las autoridades chinas con su modelo de desarrollo para las sociedades asiáticas frente al concepto de democracia occidental.