"Si no vengo estoy siempre sola y triste": así son las comidas de Navidad para ancianos en soledad

Ancianos que celebran la Navidad en una comida solidaria.
Ancianos que celebran la Navidad en una comida solidaria.
AGENCIA ATLAS
Muchos ancianos viven en la soledad más extrema. Afortunadamente, muchos gozan de la compañía de voluntarios que ceden un poco de su tiempo para acompañarles. Coinciden en que al final la relación es de amistad, y gratitud profunda por parte de los mayores. La Fundación Amics de la Gent Major organiza cada año una cena navideña donde 400 de estos ancianos pueden encontrarse y olvidarse por un rato de su aislamiento. Comparten mesa y brindis con muchos que están en su misma situación y disfrutan de una noche navideña como en familia.

Muchos ancianos en nuestro país están solos. Ahora que llegan las Navidades, la ONG valenciana Fundación Amics de la Gent Major organiza una comida navideña en la que 400 mayores tienen la oportunidad de salir de casa y socializar entre ellos y con los voluntarios.

Los testimonios son claros. "No puedo salir de casa". "Tengo que venir por muy mala que esté". "Estoy en comunidad, y si no vengo estoy siempre sola y triste". "La soledad nos mata". Los ancianos tienen la oportunidad de socializar, hablar y salir de su aislamiento.

Los voluntarios acompañan por fuera y por dentro: "Si no fuera por él, no estaría aquí", dice un anciano. "Somos amigas, no somos voluntarias", dice una de las voluntarias. "Evitamos que haya un montón de personas mayores que a veces no tienen ni con quien hablar durante varios días", dice otro. Eso sí, durante la celebración se evita la palabra 'soledad'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento