Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, a mediados del pasado mes de octubre la Ertzaintza comenzó a recoger denuncias por daños causados por incendios provocados en el entorno de la localidad de Irura.

Los mismos se iniciaron en la zona de polígonos industriales de Laskibar e Ibai-Ondo, ubicados a un lado y a otro de la carretera N-1. Las primeras denuncias hacían referencia a incendio de contenedores urbanos, seguidas de daños intencionados por fuego en una furgoneta, que afectó también a un segundo turismo estacionado.

Según las mismas fuentes, días después los incendios afectaron a una chabola y a un invernadero, y se repitieron un mes más tarde en la misma zona, mediante el mismo 'modus operandi'.

A primeros del mes de noviembre los incendios se sucedieron en el mismo entorno, primero unas estructura de hormigón ubicada junto a la N-1; seguido de la quema de un remolque caravana estacionado muy cerca, en el polígono Laskibar. El mismo resultó totalmente calcinado. Hasta entonces los daños estimados superaban los quince mil euros.

Para entonces, agentes de investigación de la Ertzain-etxea de Oria habían establecido un perfil del presunto autor, de su forma de actuar e investigaban su entorno y sus movimientos. En base a estas averiguaciones y tras cotejar toda la información obtenida, este pasado jueves se procedió al arresto del presunto autor de los hechos, un varón de 38 años de edad, considerado delincuente habitual.

El arrestado, que cuenta en su haber con diez arrestos practicados por la Ertzaintza, ha pasado durante la mañana de este viernes a disposición del juzgado de guardia de Tolosa.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.