La longitud del tramo objeto del proyecto es de 6,8 kilómetros y el presupuesto de las obras alcanza los 39,27 millones de euros (IVA incluido). Esta actuación y la también aprobada este viernes en la N-260 para la provincia de Huesca por valor de 46,34 millones de euros, suponen un total de inversión en la Comunidad autónoma de Aragón de 85,61 millones de euros (IVA incluido).

La actuación desarrolla una variante de carretera, de calzada única y doble sentido de circulación. La solución presentada ha sido seleccionada de entre las diferentes trazas planteadas de acuerdo con los criterios habituales en estos: minimizar afecciones y ocupaciones, cumplimiento de normativa, dar respuesta y continuidad a los movimientos existentes y futuros.

A lo largo del trazado se disponen dos enlaces completos (enlace oeste, en el kilómetro 0+500, y el enlace central, en el kilómetro 4+900) y un semienlace (enlace este, en el punto kilométrico 6+300). Se proyectan 13 estructuras: tres pasos superiores, siete pasos inferiores y tres viaductos.

Consulta aquí más noticias de Teruel.