El exportavoz del PSOE en la Diputación de Ourense, Francisco Fraga, en la rueda
El exportavoz del PSOE en la Diputación de Ourense, Francisco Fraga, en la rueda EUROPA PRESS

El aún portavoz del PSdeG en la Diputación de Ourense, Francisco Fraga, ha asegurado ser víctima de un "proceso inquisitorial" y ha cargado contra la deriva del actual secretario provincial del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, al que ve "obsesionado" con "purgar" a quien no piense como el.

En una rueda de prensa ofrecida este jueves después de que la ejecutiva provincial del partido decidiese el pasado martes relevarlo al frente de la portavocía socialista en el ente provincial, cargo que aún ostenta a día de hoy, ha denunciado una "purga" en la formación.

"Es una operación de acoso y derribo hacia mí de hace tiempo, de ninguneo y minusvaloración de mi trabajo. No voy a consentir que se me juzgue en un proceso inquisitorial en el que el o juras o vas a la hoguera se sustituyó por un o te retractas o te vas. No ha habido sugestión ninguna, la cosa ha sido así de clara y cruda", ha asegurado Fraga en una rueda de prensa convocada en la sede del PSdeG en la Diputación.

En este sentido, ha incidido en que ni se retracta ni se va al asegurar que es "coherente" con sus ideas. Además, ha dejado claro que "nadie" le va a "cambiar" sus "ideas" ni su "forma de estar, entender y ver este mundo" tras la decisión de apartalo, cuya justificación no comparte.

"A mí me eligieron los diputados y a mí me cambiarán los diputados, nadie más. Soy una persona libre, estoy en un partido libre, que ha luchado mucho para que en este país hubiera libertad de expresión. Voy a hacer uso de la libertad de expresión y lo seguiré haciendo. No estoy dispuesto a que, por la interpretación de unas dudas, se cuestione mi compromiso, y a otra gente que ha dicho auténticas barbaridades no se le diga ni palabra", ha lamentado.

"Nadie me va a someter al termómetro de las ideas y mucho menos por unas personas que llegaron al partido más tarde que yo. Nunca he cuestionado las ideas de nadie y no voy a permitir que cuestionen las mías, soy una persona que tiene dudas, que parece ser lo que molestó tanto, como todo el mundo", ha añadido.

Asimismo, Francisco Fraga ha puesto en valor su trayectoria vital y política y ha dejado claro que no le va a permitir "a nadie" que la cuestione ni que cuestione su "compromiso con unas ideas y un partido" en el que lleva trabajando "más de 20 años por la mejora" de los vecinos, que es lo que le "preocupa, motiva y hace que siga en la política".

A su vez, ha querido agradecer el apoyo mostrado a la gente que se ha puesto en contacto con él, "compañeros de partido y alcaldes que llamaron preocupados", así como "referentes de toda Galicia, muchos vecinos de Piñor y miembros de la ejecutiva provincial para justificarse y pedirme disculpas".

"DERIVA" DEL PSDEG

El portavoz del PSdeG en la Diputación de Ourense ha reiterado que le preocupa la "deriva" a la que "estos señores" -en referencia al secretario provincial del PSdeG de Ourense, Rafael Rodríguez Villarino, y al secretario de organización, Juan Carlos Francisco Rivera- "están llevando al partido en el que siempre se ha respetado la discrepancia y la libertad de opinión".

"Nunca consentiré eso de o conmigo o contra mí, estoy en política porque quiero, porque me peta y porque me da la gana. Lucharé para que en el PSOE estos comportamientos no sigan adelante. No quiero que nadie ponga en duda la confianza con mis ideas. Nunca voy a renunciar a mi libertad ni a mi coherencia. Tampoco consiento a nadie que me venga de perdonavidas", ha destacado.

En esta misma línea, ha asegurado que no tiene "ninguna confianza" en el secretario provincial, ya que no puede confiar en una persona "que falla a la palabra continuamente y que está obsesionado con purgar a quien no piense como él", además de creerse que "él es el partido" cuando el partido es "algo más".

"Cómo explicar, si no, lo de Maceda, O Bolo, O Carballiño o Castrelo do Val, en donde está sucediendo lo mismo. Poner en cuestión la trayectoria de Vicente Gómez -alcalde de Castrelo do Val-, que ni lo calló la dictadura, y pretender amordazarlo ahora. Cuando Vicente estaba en este partido, pregúntense a quién se estaban ofertando estos dos señores para ir en qué listas", ha añadido.

Así, ha defendido que estas actitudes son "una falta de respeto hacia los compañeros" y ha pedido que alguien le explique a Villarino "que el que quiere poner como candidato del PSdeG en Maceda hace dos meses estaba en la Diputación de Ourense ofreciéndose al presidente del PP para ir de número dos".

"¿Queremos hacerle este feo a una compañera que ha levantado la bandera socialista en condiciones muy difíciles en este ayuntamiento?. Ni lo voy a consentir ni voy a dar ningún paso atrás. No lo puedo soportar", ha subrayado.

CANDIDATURA EN PIÑOR

En la rueda de prensa, además, Francisco Fraga ha asegurado que va a ser candidato en Piñor "sí o sí" y que esta decisión "depende única y exclusivamente" de él. "Mis compañeros de Piñor y la gente que está conmigo me trasladaron ayer que están y estarán conmigo. No necesito el apoyo del secretario general para ser candidato en Piñor", ha reseñado.

Asimismo, ha pedido a Rodríguez Villarino que, "por favor, se deje de andar de cenas con el candidato del PP por Piñor adelante", y ha relacionado esta actitud con una forma de expresar su creencia de la "falta de idoneidad" del actual portavoz.

"En el acto del 25 de noviembre, no fue convocado ningún diputado de este grupo y ahora dicen que soy el máximo representante institucional del partido. Rollos macabeos a mí no. Voy a seguir discrepando y diciendo lo que me parece", ha destacado.

CONTINUAR EN LA FORMACIÓN

Francisco Fraga ha avanzado que no tiene pensado dejar la militancia del PSdeG, que estará donde quiera estar y que esta decisión depende de sí mismo y de las personas que están con él, por lo que sigue "a disposición de los siete compañeros" que lo eligieron como portavoz y "no a disposición de ningún otro".

"Mi familia me ha pedido que lo dejara, que me fuera, que no valía la pena. Los diputados decidirán lo que quieran y acataré el resultado. Yo soy del Partido Socialista, no del Partido Rafaelista. Soy de unas ideas; era socialista antes de conocer a Pachi y lo seguiré siendo", ha concretado Fraga.

Asimismo, ha asegurado que no ha hablado con ningún miembro del partido a nivel autonómico y ha destacado que, a diferencia de lo que anunció el pasado miércoles Rodríguez Villarino, no ve "olas de adhesión" al partido, sino una "situación muy complicada para los compañeros".

"La situación me preocupa. No me estorba nadie, pero no me gustan estos comportamientos y actitudes. He tenido que ver en la redes sociales auténticos insultos de compañeros y no dije nada, Villarino me decepcionó. No le tengo miedo a que me abran un expediente disciplinario", ha recalcado.

Consulta aquí más noticias de Ourense.