Estrasburgo
Soldados de la llamada "operación Sentinelle" montan guardia en el mercadillo navideño junto a la catedral de Notre-Dame de Estrasburgo (Francia). EFE/ Ronald Wittek

La Policía francesa ha realizado este jueves por la tarde una redada en el barrio de Neudorf, en Estrasburgo, durante la que ha registrado varias viviendas. Es el lugar en el que se perdió la pista a Chérif Chekatt, el sospechoso del atentado que sigue huido, y también el barrio donde este creció.

Los vecinos han permanecido confinados en sus domicilios durante algunas horas, según la cadena BFMTV. Chekatt escapó de las fuerzas de seguridad el pasado martes en un taxi tras haber disparado y apuñalado a varias personas; tres murieron y trece resultaron heridas de diversa consideración. Un perro adiestrado de la gendarmería encontró su rastro en Neudorf, pero en un principio el seguimiento no dio resultado.

También se busca el coche de la madre del fugitivo, que podría haber utilizado en su huida. Los padres y dos de los hermanos de Chekatt fueron arrestados la noche del atentado y siguen en dependencias policiales, donde están siendo interrogados; los investigadores se interesan, en particular, por uno de sus hermanos, cercano a medios salafistas de Estrasburgo.

Por otro lado, Le Figaro asegura que la Policía está registrando en paralelo el domicilio de una de sus hermanas en París, donde tiene una consulta médica. La Fiscalía, de hecho, ha anunciado una quinta detención en el caso, otra persona del entorno del terrorista.