Patrulla nocturna en Cisjordania
Soldados del ejército israelí patrullan, en en Yata, al sur de Hebron (Cisjordania), durante una operación militar tras un ataque en Tel Aviv que dejo cuatro muertos. Abed Al Hashlamoun / EFE

Dos jóvenes israelíes han muerto y otros dos han resultado heridos en un ataque con arma de fuego este jueves cerca del asentamiento judío de Givat Asaf, en la zona de Cisjordania ocupada, en el segundo incidente de este tipo en el día, según fuentes médicas y de seguridad israelíes.

"Dos personas sucumbieron a sus heridas después de recibir disparos en un cruce y otros dos fueron trasladados al hospital con heridas graves. Puedo confirmar que fue un ataque terrorista", ha señalado el portavoz policial Micky Rosenfeld.

El servicio de emergencias Maguen David Adom (MDA, equivalente a la Cruz Roja) informó de haber atendido, junto con equipos médicos del Ejército, a "cuatro heridos de unos veinte años, dos de ellos en situación crítica y los otros dos graves" y que han sido evacuados a los hospital de Shaare Zedek y Hadasah, en Jerusalén.

"Cuando llegamos al lugar de los hechos vimos a cuatro jóvenes con heridas de bala cerca de la parada de autobús. Les dimos tratamiento médico. Dos de ellos, de 20 años, recibieron tratamiento de emergencia, les trasladamos en una unidad móvil de cuidados intensivos para evacuarles a un hospital, con heridas graves. Otros dos, jóvenes con heridas críticas, fueron tratados por equipos médicos del Ejército", señaló el paramédico de MDA Shalom Galil. Entre los heridos está una mujer también de unos veinte años, confirmó este servicio médico. 

Rosenfeld señaló que, al contrario que lo que indican algunos medios israelíes, ninguna de las víctimas era policía de fronteras, aunque no pudo confirmar si se trataba de civiles o militares.

Cuarto crimen en una semana

Según el digital Ynet, el atacante fue abatido tras disparar al grupo.  A primera hora de esta mañana, un palestino de Cisjordania apuñaló a dos agentes en la Ciudad Vieja del este ocupado de Jerusalén, hiriendo a uno de forma moderada, antes de ser abatido por disparos de la Policía israelí.

Se trata de la cuarta agresión este tipo durante esta semana, uno el domingo con arma de fuego contra un grupo de israelíes, que dejó un recién nacido muerto, y dos atropellos contra fuerzas de seguridad israelíes el martes, todos ellos en el territorio ocupado de Cisjordania (Palestina).

Durante la madrugada dos palestinos, uno sospechoso del ataque del domingo en la colonia de Ofra y otro de un ataque en octubre en el asentamiento de Barkan que ocasionó la muerte de dos israelíes, murieron en redadas de las fuerzas de seguridad de Israel en Cisjordania.

El movimiento islamista, Hamás, ha reivindicado ya en un comunicado los dos ataques de Ofra y Barkan y describieron a los palestinos fallecidos en las redadas como "mártires".

Como consecuencia de estos hechos, el Ejército israelí ha comunicado que reforzará sus tropas en Cisjordania con "varios batallones" y ha cerrado los accesos a la ciudad de Ramala, en cuyas inmediaciones se produjo otro ataque similar cuyo autor sigue desaparecido.

En un período de "eventos conmemorativos"

"Lo que estamos haciendo es aumentar nuestra ya reforzada presencia (en Cisjordania) con varios batallones de infantería, con misiones ofensivas y defensivas para proteger a las comunidades y las carreteras y a la gente que viaja en las carreteras para impedir ataques terroristas", ha indicado el portavoz del Ejército y teniente coronel Jonathan Conricus.

Considerando que el vehículo desde el que se llevaron a cabo los disparos "huyó hacia Ramala", sede del Gobierno palestino, las fuerzas israelíes han "bloqueado los accesos" a esa localidad y se encuentran en alerta para evitar los denominados "ataques copycat" o de imitación.

Conricus señaló que los sucesos violentos de los últimos días tienen lugar antes de varios eventos conmemorativos, entre ellas el 31 aniversario del nacimiento del movimiento islamista palestino Hamás, el viernes.

"Esto es terrorismo contra civiles y contra tropas israelíes. Estamos investigando si detrás hay una organización o se trata de los denominados 'lobos solitarios'", dijo el portavoz, que añadió que se cree que el atacante actuó solo.