El Juzgado de instrucción número 5 de Vigo investiga la muerte de un bebé cuya madre dio a luz en su domicilio en esta ciudad gallega, sin asistencia médica, según han informado fuentes judiciales.

El parto tuvo lugar este lunes sin la asistencia de ningún profesional y al presentarse complicaciones, dado que el bebé estaba en posición podálica, los padres solicitaron ayuda al teléfono 061 del servicio de Urgencias Médicas, según publica La Voz de Galicia.

Fuentes conocedoras del caso consultadas por Efe confirman que el bebé llegó sin vida al hospital Álvaro Cunqueiro, que ha puesto el caso en conocimiento de la justicia. Los padres, según detalla el periódico, decidieron que el parto fuera en su domicilio, como hicieron con su primer hijo, pese a que el niño venía de nalgas y de que varias comadronas les advirtieron del riesgo que ello suponía.

El gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Antonio Fernández Campa, ha lamentado la tragedia y ha opinado que es "difícil de concebir" que en la actualidad pueda haber quien decida dar a luz sin la asistencia de profesionales médicos.

Murió asfixiado durante el parto

La madre fue atendida en el centro médico y recibió el alta, tras lo cual se personó en el Juzgado para solicitar permiso para enterrar al bebé. El Juzgado ya ha recibido el informe de la autopsia y ha prohibido la incineración del cuerpo del bebé por si fuera necesario realizar nuevas pruebas forenses. Según publicael mismo medio, un informe preliminar médico apunta a que la causa de la muerte fue la asfixia durante el parto.

En declaraciones al programa Espejo Público de Antena 3, Fernández Campa ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a confiar en el sistema público de salud, del que los españoles se tienen que sentir "muy orgullosos", y "seguir los criterios y las directrices de los profesionales".

Por ello, ha desaconsejado "tomar estas decisiones que, desgraciadamente, llevan a estos resultados", en referencia al bebé fallecido en Vigo, un episodio que ha lamentado, así como a los movimientos antivacuna que "surgen cada cierto tiempo".

"No se puede banalizar en este proceso"

También a través de un comunicado, el Sergas ha hecho hincapié en la necesidad de un control de la gestación por parte de profesionales especializados en los centros médicos. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día fallecen en el mundo 830 mujeres por causas que se pueden prevenir relacionadas con el embarazo y el parto, el 99% de los casos en países en vías de desarrollo.

El Sergas subraya la importancia de que todos los partos sean atendidos por "profesionales sanitarios capacitados", dado que la atención y el tratamiento a tiempo "pueden suponer para la madre y el bebé la diferencia entre la vida y la muerte".

Por tanto, continúa, "no se puede banalizar o trivializar un proceso que, aunque biológico y natural, no está exento de riesgos para la salud". El Sergas concluye que las diferentes "corrientes pseudocientíficas" que optan por procesos o terapias que no cuentan con todas estas garantías "incrementan los riesgos y comprometen la salud" de madres e hijos.