Parroquia de la Esperanza de Teruel
Parroquia de la Esperanza de Teruel DIÓCESIS DE TERUEL

No obstante, ha precisado en una nota de prensa que el contrato suscrito con Orange está "blindado" y "no es posible rescindirlo, a no ser que lo decida la propia compañía porque le interese otra localización".

Desde la diócesis han explicado, ante la queja de un colectivo de ciudadanos del barrio de la Fuenfresca aparecida en diversos medios de comunicación, que la instalación de la citada antena, igual que las ocho restantes que pertenecen a Orange, de las 39 antenas que tiene la ciudad, "tienen la aprobación de impacto medioambiental, tanto por industria, como por el ayuntamiento que concede los permisos de actuación".

Además, ha recordado que el obispo de Teruel y Albarracín, Antonio Gómez Cantero, nada más asumir este cargo convocó al Colectivo de la Antena para interesarse por el tema, "como había ya quedado antes incluso de ser ordenado obispo de esta diócesis".

Asimismo, se puso en contacto con el párroco de la Esperanza para conocer su versión de los hechos y, escuchadas ambas partes, se reunió con el equipo jurídico del Obispado y, seguidamente, se puso en contacto con el gabinete de abogados 'Cremades & Calvo Sotelo', hablando personalmente con el abogado Javier Cremades y más tarde, con el abogado Alfredo Gómez-Acebo, encargado de realizar la gestión de rescindir el contrato con Orange y Telxius.

La consulta y la gestión costaron 1.800 euros, a pesar de lo cual, el contrato de la antena de la Esperanza no se puede rescindir, han reiterado desde la diócesis.

Asimismo, ha subrayado que tanto el párroco como su consejo pastoral y de economía han actuado siempre "de cara a la legalidad vigente" y ha sido la compañía la que ha buscado el lugar adecuado, "y no lo contrario".

Por lo que se refiere al dinero que recibe la parroquia por el alquiler del terreno, "va exclusivamente al mantenimiento de la parroquia", en concreto, a gastos del edificio, calefacción y en salones de reunión, entre otras cosas.

RESPETO

El obispado ha expresado su "gran respeto por los movimientos ciudadanos que se preocupan por el bienestar de todos" y ha señalado que, en todo momento, el vicario general de la diócesis ha informado al Colectivo de la Antena de todos los pasos que se han ido dando y de sus resultados.

En este sentido, desde la diócesis han precisado que aunque entiende que el colectivo ciudadano tome la antena de la parroquia "como enseña de sus luchas y reivindicaciones, no descubrimos el motivo por el que no lo hicieron hace tiempo con el resto de antenas del barrio, puestas, incluso, en las azoteas de sus propios edificios".

En este sentido, desde el obispado han comentado que en el barrio de la Fuenfresca antes de esta antena existían otras, incluidas las del Cuartel de la Guardia Civil, que están a escasos metros de la de la parroquia.

Además, han recordado que según los estudios de impactos esta antena no tiene perjuicio para los ciudadanos, "comenzando por el propio párroco que vive con su familia bajo ella".

Por otra parte, desde la diócesis han agradecido al apoyo recibido por parte de distintas personas del barrio, "que perciben una obsesión por la antena de la parroquia y no por todas y cada una de las antenas que lo pueblan".

Consulta aquí más noticias de Teruel.