Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo
Un agente de la Policía Nacional en imagen de archivo EUROPA PRESS - Archivo

Según informa un comunicado de la Jefatura, los hechos ocurrieron de madrugada sobre las cuatro de la mañana en València cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron comisionados por la Sala del 091 para que se dirigieran a un local del distrito de Marítim

donde al parecer se había producido un robo con fuerza.

El propietario del establecimiento se había de percatado de la falta de tres jamones, valorados cada uno en 139 euros, que estaban expuestos sobre el mostrador, así como el cajetín de la caja registradora que contenía aproximadamente 180 euros. Una vez en la carnicería, los policías observaron que se habría accedido al establecimiento sin forzar las cerraduras.

Tras las comprobaciones pertinentes, los agentes averiguaron la identidad del sospechoso, un hombre con dos requisitorias en vigor de dos juzgados de Oviedo, así como que unos meses atrás había trabajado en esa carnicería.

Finalmente tras las gestiones oportunas los agentes lo localizaron y detuvieron como presunto autor de los delitos de robo con fuerza y reclamación judicial. El detenido, con

antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.