El nuevo órgano, que tiene carácter ejecutivo, emana del mandato establecido en el Plan de Cuidados Paliativos de Castilla y León 2017-2020 y, más concretamente, del "impulso" que desde la Gerencia Regional de Salud se ha trasladado a las gerencias territoriales para "reforzar" el trabajo en equipo y la vertebración de la organización asistencial, con el objetivo último de "aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida" tanto del enfermo como de su entorno familiar, señala la Delegación Territorial de la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

La planificación autonómica de los cuidados paliativos se plantea desde un modelo asistencial en torno a la Atención Primaria, por su fácil accesibilidad y buen conocimiento de los pacientes a lo largo de la vida y del entorno familiar, pero que, en algunos momentos, necesita de un segundo nivel asistencial basado en la activación de recursos expertos y avanzados en atención paliativa, que intervendrán ante situaciones de alta complejidad, explica la Delegación Territorial.

En este sentido, las comisiones de coordinación de área, tal y como la que se ha constituido en el Área de Salud 'Valladolid Este', son básicas para alcanzar esa coordinación necesaria, ya que su objetivo fundamental es la optimización de todos los recursos disponibles en los distintos niveles asistenciales y asociativos (Atención Primaria, Atención Hospitalaria, Urgencias y Emergencias, Servicios Sociales y Asociación Española contra el Cáncer) para atender, de forma individualizada, la diversa casuística que se plantea con este tipo de pacientes.

Para ello, el primer objetivo de la comisión ha sido la aprobación del protocolo de coordinación de área, que determina como deben organizarse los distintos recursos estructurales y humanos disponibles para conseguir la mayor eficiencia posible en el tratamiento de estos pacientes, continúa el comunicado.

En este sentido, tanto a la accesibilidad de la red hospitalaria a través del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y del Hospital de Medina del Campo, como la cercanía asistencial de centros de salud y consultorios locales de Atención Primaria, se suman una serie de recursos más específicos dirigidos a la prestación de cuidados paliativos en las mejores condiciones de humanización y respeto.

Estos dispositivos asistenciales públicos están compuestos por un equipo de soporte a la atención en domicilio, compuesto por personal médico y de Enfermería y una unidad de hospitalización domiciliaria, que permite cuidados especializados al enfermo terminal sin que tenga que abandonar su domicilio, a los que se une, a través de la colaboración conveniada con la Asociación Española contra el Cáncer, otro equipo de soporte que presta sus servicios a través de psicólogos y trabajadores sociales de la A.E.C.C. cuando así se precisa.

600 PACIENTES

En los diez primeros meses de este año, 516 pacientes paliativos adultos y 59 pacientes pediátricos han sido atendidos por los profesionales sanitarios en el Área de Salud 'Valladolid Este'.

Entre los mayores de catorce años, el 47,6 por ciento son mujeres y el 52,4 restante son hombres, mayoritariamente residentes en áreas urbanas o semiurbanas (sólo el 36 por ciento de los pacientes residen en zonas rurales) y las enfermedades oncológicas han sido la causa más frecuente de necesidad de cuidados paliativos entre los pacientes adultos (74,88 por ciento de pacientes).

Entre los pacientes pediátricos, las enfermedades neurológicas y las raras son las que, con mayor frecuencia, requieren una intervención especial desde el enfoque paliativo (93,22 por ciento de los enfermos), lo cual justifica que, en casi la mitad de los casos (44 por ciento de los menores), sea necesaria la ventilación asistida no invasiva domiciliaria, para dar a los pequeños un mayor confort y mejor control de los síntomas respiratorios que, con frecuencia, se asocian a los procesos neurológicos avanzados.

Uno de cada cuatro pacientes paliativos en 'Valladolid Este' ha precisado, al menos, un ingreso en los hospitales de agudos desde la fecha de su inclusión en el proceso (media de 1,3 ingresos por paciente).

El 85,24 por ciento de los enfermos son seguidos por los profesionales de Atención Primaria, tanto en las consultas de su centro de salud como en sus domicilios y, además, ha sido necesaria la colaboración de los profesionales de recursos avanzados en el 68,3 por ciento de los casos (60,13 por ciento por parte del equipo de soporte de cuidados paliativos domiciliarios y 7,9 por ciento por hospitalización a domicilio).

Para el año 2019, la comisión se plantea como objetivos la aprobación del protocolo de coordinación ante pacientes paliativos pediátricos; la profundización en la formación específica de los profesionales sanitarios; la activación de las ayudas sociales desde etapas tempranas del diagnóstico; el incremento de la cobertura y la mejora de la calidad asistencial y humana que se presta, tanto a estas personas en situación especialmente vulnerable, como a sus familiares, concluye el comunicado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.