Según ha informado Galiza Nova en un comunicado, el militante Pablo Novo caminaba con una camiseta con la bandera de Galicia por la zona vieja pontevedresa cuando un grupo de jóvenes de entre 20 y 25 años se aproximaron a él a gran velocidad gritando "esto es España".

A continuación, le propinaron una serie de patadas y lo tiraron al suelo. El agredido fue auxiliado por un grupo de personas que se encontraban en la calle en esos momentos, que hicieron que los agresores escapasen, según ha informado Galiza Nova.

La organización juvenil denuncia que ésta no ha sido la única agresión "de carácter ultraderechista" esta semana en Pontevedra, ya que también han tenido conocimiento de otras en el centro de la ciudad durante el día.

Fuentes de la organización han asegurado que esta agresión "responde a la creación de un caldo de cultivo propicio para el aumento de la violencia" y lo atribuyen a una "derechización del espectro político a nivel global" que se apoya en "discursos abiertamente violentos" contra los movimientos que se sitúan "en contra del sistema, concretamente, en el estado español, el nacionalismo de las naciones sin estado".

Por parte de Galiza Nova rechazan que la violencia "tenga cabida a la hora de defender ideales políticos". También denuncian la "impunidad" ante estas agresiones mientras que, mantiene la organización, "la Justicia española está más ocupada por aplicar la Ley Mordaza y reprimir la libertad de expresión".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.