El portavoz de CHA Zaragoza, Carmelo Asensio.
El portavoz de CHA Zaragoza, Carmelo Asensio. DANIEL MARCOS

"Cómo van a hacer propuestas de futuro si no son capaces de afrontar lo más inmediato y presentar su proyecto de presupuestos para 2019", ha preguntado Asensio durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, para exigir al equipo de gobierno de Zaragoza en Común que "cumpla con sus obligaciones" y presenten las cuentas.

"Se acabó el tacticismo electoral, sean honestos y presenten su propuesta de presupuesto para discutirla en este salón de plenos", ha pedido, para garantizar que CHA debatirá y sacará adelante "el mejor presupuesto posible, el que necesita Zaragoza".

En este sentido, ha lamentado que en esta legislatura "ha faltado más diálogo, más voluntad de acuerdos y ha sobrado ruido, ha sobrado tanta confrontación y bronca innecesarias", si bien "algunos hemos seguido a lo nuestro, trabajando por Zaragoza y sus gentes".

De hecho, ha señalado que CHA ha logrado en los últimos años "recuperar joyas de nuestro patrimonio como la Imprenta Blasco o los Baños Judíos", se han acometido inversiones en los barrios, se impulsará el primer proyecto de supermanzana, se colocan placas solares en edificios municipales, se han incrementado las ayudas en rehabilitación de vivienda, se ha potenciado la huerta tradicional y el consumo ecológico, entre otros proyectos, así como "nos hemos volcado en las personas", promoviendo la "economía social".

Asensio se ha dirigido a todos los zaragozanos para decirles que "las cosas se pueden hacer de otra manera, que hay una izquierda distinta y de verdad, que piensa en la gente y en lo que necesita Zaragoza, una izquierda abierta a otras visiones y propuestas para hacer ciudad y que no se pierda en propuestas demagógicas, simbolismos inútiles y conflictos innecesarios".

"Una izquierda real que no haga el trabajo sucio a la derecha o que se acerque peligrosamente a las nuevas formaciones conservadoras", una izquierda que lidera CHA "con un proyecto de ciudad honesto y ambicioso, con capacidad de trabajo y de diálogo, una Zaragoza más justa y sostenible, para construir la Zaragoza del futuro".

DEL DIÁLOGO AL BUNKER

Carmelo Asensio ha recordado la oferta de diálogo con la que el alcalde, Pedro Santisteve, inició su mandato en 2015, para observar lo "largos que se han hecho estos tres años y medio de su Gobierno y lo lejos que están de su compromiso basado en el diálogo, el acuerdo político y la transparencia".

"Un compromiso que apenas fue un espejismo tan efímero como las conversaciones para la gobernabilidad que despacharon en dos reuniones, para a continuación atrincherarse en la planta noble del ayuntamiento, que han convertido en su torre de marfil particular aislándose no sólo de sus adversarios políticos sino de sus aliados naturales y, lo que es peor, aislándose de la ciudadanía".

Como ejemplo, Asensio ha aludido al "golpe" en las sociedades municipales que "nos arrastró a ocho meses de confrontación y bronca innecesarias" y que evidenció "de forma muy clara cuál es la verdadera alma de ZEC y la suya propia", ha dicho al alcalde.

"Los que vinieron a regenerar la política, a abrir las ventanas de par en par y demostrar que las cosas se podían hacer de otra manera, han terminado sustituyendo las paredes de cristal por las paredes de hormigón armado. El hormigón del búnker en el que han convertido a este ayuntamiento y en el que se han quedado completamente aislados", ha lamentado, al apreciar que en estos años "se ha perdido una ocasión histórica de colaboración entre la izquierda para cambiar Zaragoza".

CONFLICTOS INNECESARIOS

Además, ha advertido de que tras estos tres años y medio, los concejales de ZEC "ya no son esas pobres almas cándidas sin experiencia", sino que "se han profesionalizado a velocidad de crucero, pero en generar conflictos innecesarios y en olvidarse de sus principios fundacionales", pasando de "generar una gran ilusión a ser una gran frustración, Zaragoza en Común se ha transformado en Decepción en Común".

En su opinión, el gobierno de ZEC pasará a la historia "como uno de los Gobiernos con más incumplimientos", criticando que la reforma del Mercado Central "parece que son las obras del Palacio de Versalles" y acumula retraso, como la construcción de cinco mercados municipales en los próximos diez años o el proyecto de reforma de la avenida de Navarra y la ampliación de MercaZaragoza.

"Lo mismo pasa con las propuestas que hicieron en acción social, en cultura o el Barrio Utopía, que se ha debido quedar en eso, en utopía, como los famosos Planes de Barrio", en los que se comprometieron ocho millones y no se ha invertido nada, lamentando también la ausencia de propuestas de futuro.

Asensio ha mencionado el Plan de Emergencia Social para indicar que de las quince medidas que recogía, doce ya estaban previstas en la legislatura anterior y nueve de ellas se han impulsado gracias a enmiendas de CHA, como también "las únicas viviendas públicas que se van a construir serán a instancias de CHA" en la reforma de los antiguos depósitos del parque Pignatelli.

Ha elogiado que por fin "será realidad" la Imprenta Blasco y la recuperación de los Baños Judíos, "viejos sueños de CHA", así como las acciones para recuperar la "Zaragoza abandonada". Ha criticado el modelo de presupuestos participativos y que el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, "ni está ni se le espera".

MEJORÍA ECONÓMICA

En gestión económica ha reconocido que se han mejorado las finanzas municipales, con la salida del plan de ajuste y la reducción de la deuda, que han mejorado la salud económica del consistorio, "pero ya nos hubiese gustado que, la misma celeridad que han tenido para pagar a los bancos, la hubiesen tenido para ejecutar el presupuesto y las inversiones previstas".

"El año pasado se dejaron sin ejecutar 49 millones de presupuesto municipal, 22 millones de inversiones, pero a los bancos les pagaron con escrupulosa puntualidad. Peor camino llevamos este año con una ejecución presupuestaria del 69 por ciento y unas inversiones que apenas alcanzan el 24 por ciento de ejecución".

Ha agregado que ocurre "exactamente igual que con las remunicipalizaciones, buque insignia de ZEC, que se ha quedado varado en la falta de diálogo y en los errores cometidos por el gobierno", para añadir que "otro incumplimiento es la Oficina Antifraude, aún estamos esperando".

En servicios públicos, a pesar de regularizar más de 200 servicios sin contrato, "nos preocupa el enorme retraso en la elaboración de pliegos de servicios esenciales para los ciudadanos, pero nos preocupa mucho más que los que salen a licitación terminan sistemáticamente suspendidos por el Tribunal de Contratos de Aragón, con 13 varapalos desde 2015 en contratación, algunos sonados como la ampliación del servicio Bizi, el contrato de Parques y Jardines, el servicio de ayuda a domicilio, la operación baldosa o los CTLs, lo que evidencia que hay un problema con los procesos de contratación pública realmente serio".

En urbanismo y movilidad, "nos cuesta reconocer en ZEC un modelo de ciudad de izquierdas", ha sostenido, para indicar que los retos de futuro de Zaragoza "pasan por la recuperación de los inmensos vacíos urbanos que ha dejado la crisis inmobiliaria y por recuperar la inversión en los barrios tradicionales". Ha asegurado que comparte el proyecto 'cota cero' para el Casco Histórico "pero antes de hacerlo consulten a los vecinos y comerciantes", ha solicitado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.