Victoria Morales y Alberto Montero en Marbella
Victoria Morales y Alberto Montero en Marbella ADELANTE ANDALUCÍA

Durante un acto celebrado este jueves en Marbella (Málaga), ambos ha defendido que esta ley es "un derecho básico para vertebrar a la sociedad, que está recogido en el Estatuto de Autonomía y que no se está cumpliendo".

"Para combatir la situación de precariedad en el acceso a la vivienda, un derecho básico de la ciudadanía, desde Adelante Andalucía proponemos que el patrimonio público se ponga a disposición del interés general y no al interés de particulares y promotores", ha señalado Morales.

En este sentido ha subrayado que "precisamente hoy estamos en la última promoción de VPOs que se hicieron en Marbella y resultaron ser un fiasco, el ayuntamiento cedió terreno público para la construcción y la promotora comercializó las viviendas de manera especulativa; diez años más tarde, el modelo se demostró inútil, desapareció terreno municipal y las viviendas no lograron venderse a las personas que realmente lo necesitaban".

Al respecto ha argumentado que "los beneficiarios de esas viviendas deberían ser las personas de Marbella y San Pedro, que se ven obligados a abandonar su ciudad e ir a vivir a otros pueblos por la presión especulativa en la compraventa de viviendas y de los alquileres, para los que el modelo de vivienda turística está disparando sus precios".

"Estamos vaciando la Costa del Sol, y vaciándola de trabajadores. Es inconcebible que tengamos precios de alquiler en torno a los 800 euros en Marbella y San Pedro cuando los salarios medios no llegan a los mil. Es un modelo insostenible, eso hace que la gente se vaya fuera cuando el trabajo está aquí", ha denunciado Morales.

Por su parte, Montero ha señalado como origen de la presión del modelo actual "el momento en que el derecho a la vivienda desapareció como un derecho humano reconocido como tal y se convirtió en un negocio de naturaleza especulativa que acabó en la catástrofe social que supuso el estallido de la burbuja inmobiliaria".

"Las consecuencias de este modelo se ven aún en las personas desahuciadas a las que no se les ha ofrecido alternativas habitacionales y un modelo laboral y económico que profundiza la desigualdad", ha detallado.

Por estos motivos ha especificado que a Adelante Andalucía le parece "esencial regular el derecho de acceso a la vivienda y reforzar la concepción del derecho a la vivienda como un derecho humano y no como una actividad económica que se genera al margen de las necesidades de la gente".

"En Marbella no hay problema de vivienda el problema es, esencialmente, que la gente no puede acceder a ella; nos encontramos con un precio de las viviendas que se disparan y alejan de los sueldos y los salarios de este país en estos momentos", ha lamentado.

Por ello ha asegurado que "una de las prioridades de Adelante Andalucía es reforzar la Ley de Derecho a la Vivienda y permitir que la vivienda pase a convertirse en el derecho que debe ser y no en un negocio".

Consulta aquí más noticias de Málaga.