La candidatura 'Entre Todas', liderada por el exdiputado David Bruzos y que agrupa al sector crítico de En Marea, recela de los datos sobre las aportaciones económicas de los diputados en el Parlamento de Galicia al partido instrumental y lamenta que la dirección de Luís Villares haya difundido esta información en plena campaña electoral del proceso de renovación del Consello das Mareas.

En un desayuno informativo celebrado este jueves en Santiago, el cabeza de lista de 'Entre Todas', David Bruzos, ha asegurado que "no duda" que los parlamentarios de En Marea "cumplen" con el código ético y los compromisos económicos, por lo que ha emplazado a disponer de "la documentación" sobre las aportaciones de los representantes públicos.

Cuestionado sobre si cree que la dirección que encabeza Luís Villares y que integra la candidatura 'Coidando a casa' (rival de 'Entre todas' en el proceso) pretende influir en las elecciones internas con la revelación de estos datos; Bruzos ha evitado "acusar" de ello a la coordinadora del partido instrumental, pero opina que "la gestión" del asunto "no ha sido adecuada".

El pasado miércoles, la coordinadora de En Marea remitió una comunicación a los medios en la que asegura que los diputados autonómicos de Podemos y Esquerda Unida no han cumplido en 2018 con las obligaciones de la carta financiera que contempla deben destinar a la formación el 50% de las cantidades que están obligados a donar.

"LA CONFRONTACIÓN NO ES POSITIVA"

Varios de los miembros de la candidatura de 'Entre Todas', como Oriana Méndez (Anova/Marea de Vigo), Loreto Taibo (EU) y André Seoane (Compostela Aberta); han acompañado a Bruzos en el acto celebrado este jueves, donde han apelado a centrar el "debate" interno en cuestiones "propositivas" y no caer en la "confrontación".

Con todo, tras apuntar que el "tono" de la campaña de la lista contraria "no es positivo", subrayan que existe una "degradación" del espacio político motivada por la gestión de la actual dirección que lidera Villares, a la que acusan de ir contra la "pluralidad" del espacio.

Así, los críticos perciben "desafección" hacia el proyecto por el "rumbo" tomado por la actual dirección, por lo que apelan a articular En Marea de modo que "todo el mundo esté cómodo" para "recuperar la ilusión".

Bruzos ve que lo "preocupante" de En Marea "no es el trabajo de los parlamentarios" en el Pazo do Hórreo y las Cortes, sino la gestión de una dirección política que "cada vez es más estricta" y que, en lugar de "abrir la puerta para que entre más gente", lo hacen para "que la gente se vaya".

Sin embargo, reivindican su "voluntad de integración" en caso de que resulten vencedores del proceso (que se desarrollará entre el sábado y el próximo lunes) y evitan pronunciarse si existe un riesgo de "ruptura" en un proyecto como En Marea que atraviesa una situación de profunda polarización.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.