Noa Presas y Bieito Lobeira, responsables del BNG, en la campaña del 6 dicie
Noa Presas y Bieito Lobeira, responsables del BNG, en la campaña del 6 dicie EUROPA PRESS

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha advertido de que "es hora" de debatir la "supresión de la Monarquía", "heredera del franquismo", y en este sentido ha avanzado que llevará esta propuesta a todas las instituciones en las que tenga representación. Hay que "dar por muerta" la Constitución, ha proclamado la diputada Noa Presas.

Los nacionalistas gallegos han presentado este miércoles una campaña con motivo del 40 aniversario de la Constitución española con la idea de que Galicia "no" tiene motivos para la celebración. Por eso, Noa Presas ha avanzado una "fuerte campaña de contestación" a la Constitución, que "niega los derechos nacionales" y criticará el "relato autocomplaciente de las fuerzas estatales, tanto de izquierda como de derechas".

Los nacionalistas han insistido en que la Monarquía "no representa" a los gallegos y ha denunciado que la Constitución "blinde" una institución que "nadie eligió" y que es "vitalicia". Esos recursos, que gastan para "cuestiones como ir de turismo a visitar un asesino" (en referencia velada al encuentro del rey emérito con el príncipe saudí), "podrían ir a gasto social".

Por ello, "el debate está situado en la supresión" de la Monarquía. "Es hora de poner encima de la mesa (este debate)", ha aseverado, para ratificar, a renglón seguido, que así lo harán en todas las instituciones en las que tienen representación.

Presas ha incidido en que la Constitución es "el resultado de una fórmula fraudulenta del régimen franquista, que dejó todo atado y bien atado" y ha permitido "la modernización de las estructuras de poder económico y político que sostenía el franquismo" únicamente "mudando su apariencia", pero "que no resuelve los problemas sociales" del país.

"BIEN POCO QUE CELEBRAR"

"Tenemos bien poco que celebrar y mucho que reivindicar y denunciar", ha aseverado Noa Presas, quien ha advertido de que la Constitución ha servido para "avalar la discriminación de la lengua gallega, primando el castellano", al tiempo que se mantiene como "coartada de la ultraderecha española para una ofensiva contra las lenguas del Estado".

Noa Presas ha remarcado que la Constitución "impide por la vía de los hechos desarrollar los derechos" de los ciudadanos y ha denunciado, por ejemplo, la "reforma exprés" de la Carta Magna, del artículo 135 en 2011, que "solo tenía el fin de pagar una deuda ilegítima en detrimento del gasto social".

"40 años después, la Constitución sigue negando el derecho de autodeterminación conquistado por muchos pueblos", ha continuado Presas, quien también ha censurado que "ampare" el uso de las fuerzas militares para "negar el derecho de autodeterminación".

"DE IMPACTO VISUAL"

"Es el momento de dar por muerta esta Constitución y abrir un debate para una nueva", ha sentenciado la diputada nacionalista, que ha confirmado que su formación no participará en ningún acto de celebración de la Carta Magna, mientras que el responsable de Organización, Bieito Lobeira, ha avanzado un acto "de impacto visual" para el 6 de diciembre bajo el lema 'Temos dereito a decidir -Tenemos derecho a decidir-'.

No es la primera vez que el Bloque reta con actuaciones de este tipo, como la ocasión en la que el diputado nacionalista Luís Bará rompió una fotografía del rey Felipe VI, aunque sin consecuencias en la Cámara gallega.

Lobeira propuso una "reflexión" sobre si está "vigente de un régimen constitucional y autonómico" y si fue "positivo" para Galicia. Para el responsable de Organización, el saldo revela que Galicia "perdió población y que se desmantelaron sectores estratégicos de la economía". "El saldo es negativo", ha observado.

En este sentido, los nacionalistas mantienen que este marco político "no les vale para este país. "Aspiramos a la superación de este marco político y poder decidir sin ingerencias ni interferencias", ha señalado Lobeira, quien ha reivindicado que las fuerzas de Euskadi y Cataluña están en la misma línea que Galicia para "hacer frente" a la situación de crisis del Estado.

Es más, ha recordado que el "nacionalismo fue el que se opuso con coherencia" a la Constitución hace 40 años, en contraposición a la "adhesión entusiasta y de forma incondicional" de federalistas, comunistas y todas las fuerzas estatales a un texto que "niega los derechos (de Galicia) como país y consagra una discriminación".

"El BNG no va a participar en ensalzar ni exaltar la vigencia de un texto que solo es una exhibición de españolismo en un momento de crisis institucional en el Estado español", ha remarcado Lobeira, quien sin dar más detalles del acto, ha avanzado que el día 6 los nacionalistas se darán cita en la capital gallega a las 12,00 horas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.