Bochornosas imágenes las que se produjeron este sábado  por la mañana en un partido de categoría infantil en Murcia. Una discusión entre las madres de dos jugadores de esa categoría (entre 12 y 13 años) acabó en una auténtica batalla campal en el campo municipal de Los Marques, en la pedanía murciana de Beniaján.

Se jugaba el partido entre el equipo local y el Lorquí, cuando según testigos presenciales, la madre de uno de los jugadores de un equipo realizó un comentario sobre un niño del equipo rival. Esto desencadenó una discusión con la madre del niño aludido, en la que acabaron interviniendo las parejas de las mujeres, pero esta vez a golpes.

La pelea se ha convertido un un pequeño tumulto en el que los implicados han caído por las gradas y algún niño, entre el público, ha acabado llorando presa del pánico. Finalmente, el resto del público ha conseguido separar a los implicados. Uno de ellos, según testigos de la pelea, llegó a amenazar al otro con ir a por un arma para pegarle "dos tiros", aunque finalmente cada uno se fue por un lado sin que la cosa pasara a mayores.

Según los mismos testigos, al menos una hora después de los hechos aún no se habían personado efectivos de la Policía Local de Murcia, tras ser avisados por los asistentes a la pelea.

La Federación Murciana de Fútbol ha anunciado que este lunes están citados ambos clubes para aclarar los hechos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.