La relación entre el ganador y un miembro del jurado pone en duda el Premio José Hierro de Poesía

  • Joaquín Benito de Lucas reconoce que sabía que Antonio San Miguel, el vencedor, se había presentado al concurso, dotado con 9.000 euros de dinero público.
  • Benito de Lucas asegura que es una práctica habitual, porque el mundo de la poesía es "reducido".
  • San Miguel lamenta, sobrepasado, que su nombre "quede mancillado" y que su obra "no valga nada".
El poeta José Hierro, en una imagen de archivo.
El poeta José Hierro, en una imagen de archivo.
RTVE

El pasado miércoles 14 de noviembre el jurado del XXIX Premio Nacional José Hierro de Poesía, dotado con 9.000 euros y convocado por la Universidad Popular de San Sebastián de los Reyes, otorgó su galardón al poeta Antonio San Miguel Roldán y su poemario Llegar a Portugal en un ferrocarril que ya no existe.

Tal y como rezan las bases del concurso, tras un comité seleccionador, "compuesto por poetas de reconocido prestigio", se realiza una selección de las obras que se les hará llegar a un jurado, que deliberará y fallará. Un jurado compuesto por los poetas Pureza Canelo, Ángel García López, Olvido García Valdés, Antonio Hernández y Joaquín Benito de Lucas.

Por una parte, García Valdés no ha podido asistir a esta edición dado su nuevo cargo público como directora general del Libro y Fomento de la Lectura, lo que a su juicio era incompatible con formar parte del premio. Ella misma se lo anunció a la administración en agosto y no se buscó sustituto o sustituta.

Por otra parte, Benito de Lucas, poeta de Talavera de la Reina, sabía que la obra de San Miguel estaba en el concurso. Pero retrocedamos.

Antonio San Miguel ganó en 2012 el Premio Internacional de Poesía 'Joaquín Benito de Lucas', precisamente concedido por el Ayuntamiento de Talavera, donde reside. Y es cofundador y profesor en la Escuela de Teatro y Cine Joaquín Benito de Lucas, en la Ciudad de la Cerámica.

Dichas coincidencias, para José Luis Rodríguez, jefe de servicio de Cultura del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, "pueden causar extrañeza". "No lo sabemos, pero la situación da lugar a suspicacias, sí, no se puede negar. Aunque la calidad de la obra es buena. Es evidente que existe una relación entre ambos, pero eso no debe poner en duda la validez del premio", admite.

El jurado del Premio José Hierro los eligió personalmente el poeta hace treinta años. Y no ha variado, salvo en caso de defunción. Por lo demás, el jurado "en ocasiones interpreta que se puede fallar" aunque falte algún miembro.

"El Ayuntamiento no está en la deliberación. Tras la preselección, el jurado debate y falla. Piden la plica, la abren y entonces entra la concejala. Es un ritual. Y en el fallo, si no vemos un delito flagrante... Ellos [el jurado] nos comunicaron que [Antonio San Miguel] era conocido de Joaquín. Y nosotros, ¿qué íbamos a decir, que no se le dé?", asegura.

Un "reducido" mundo de la poesía

Este periódico se ha puesto en contacto con las dos partes, que tienen versiones contrapuestas. Obviando que Pureza Canelo, miembro del jurado, manifestó que no tenía "nada que contestar", el otro miembro que respondió nuestras preguntas fue el propio Joaquín Benito de Lucas.

"Yo lo sabía. Algunos nombres se nos comunican antes, se ponen en conocimiento del jurado, como en todos los premios. Recientemente, el Rafael Morales. ¿Sabes de cuántos premios he sido jurado y conocía a los que se presentaban? Muchos", asegura Benito de Lucas.

"El mundo de la poesía es reducido. Antonio es un conocido. Nos llegan informaciones de que ciertos libros están rondando diferentes concursos. Yo sabía que él estaba presentado a algunos, pero desconocía el contenido de este libro. Antonio ha cometido un error: decir la verdad, que es que tiene el premio con mi nombre", admite.

"El mérito está en convencer al resto del jurado. De eso se trata, convencer, en todos los premios es igual. A veces se plantea violenta la deliberación cuando llega uno imponiendo que tal o cual debe ser el ganador, pero luego hay que discutir. Si es un libro que te gusta, yo lo llevo como ganador. Y unas veces se caen y otras vencen. En este caso, todos lo llevábamos como posible ganador", dice con su voz ronca el poeta.

"Yo claro que intervengo con mi voto", reconoce. "Se hace una defensa. A mí no me parece extraño porque siempre hay gente que se conoce. Si eso no fuera así, ninguno del jurado podríamos dar ningún premio. Antonio Hernández, por ejemplo, tiene más amistades que agua de río. O piensa en el Premio Nacional de Literatura", confiesa.

Por último asegura que los premios de ayuntamientos "son de dinero público de toda la vida" y que si él, que lleva como jurado del José Hierro desde la segunda convocatoria, viera mala praxis, se habría "ido a la tercera".

"Materialmente imposible"

Antonio San Miguel no se lo cree. Según él "es materialmente imposible". "Ya te digo que no es verdad. Yo he sido jurado de premios y se tendría que dar un proceso rocambolesco", asegura, a la vez que mantiene que, aunque se presenta "a unos 70 concursos al año", Benito de Lucas no podía saber que optaba al José Hierro porque "el libro solo lo he presentado a este".

"Es verdad, le conozco desde hace mucho. Pero si yo hubiera ido de mala fe no habría puesto que soy profesor en la escuela que lleva su nombre o que gané el premio. Es que no tengo nada que esconder", lamenta.

Además, Antonio se muestra afectado por la conversación, se queja de que este tema le "supera y sobrepasa" y está preocupado por su libro. "Una vez que salga la noticia mi nombre quedará mancillado y mi libro no valdrá nada. Y sin leerlo. Si cuando salga me dicen que es una mierda, vale, pero esto es insultante", siente.

San Miguel se lleva presentando al José Hierro siete años con seis poemarios distintos. "Ya me lo habrían dado hace mucho, ¿no?. Es injusto, muy incómodo estar metido en esto", mantiene.

"Yo soy una persona que cuando salen este tipo de cosas soy contundente, que no soporta estas corruptelas. Pero es que otra cosa es que hubiera datos concluyentes y que cuando se publicara se viera que mi libro no tiene calidad poética. Pero ahora lo que queda es la mancha, la calumnia. Es muy truculento", finaliza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento