Sánchez Quero hablando con dos diputados del PSOE antes del pleno de la DPZ
Sánchez Quero hablando con dos diputados del PSOE antes del pleno de la DPZ EUROPA PRESS

"Como es norma habitual desde que tomé posesión como presidente, ese dinero se distribuirá siguiendo criterios totalmente objetivos y transparentes, aunque además de la población estamos estudiando introducir alguna otra variable igualmente objetiva como la densidad de población", ha explicado el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero. Una vez distribuidos los fondos, los ayuntamientos solo tendrán que certificar que los incorporan al presupuesto y podrán destinarlos a lo que ellos decidan.

Sánchez Quero ha subrayado que, al igual que ha sucedido en años anteriores, esta modificación presupuestaria ha podido realizarse "gracias al exhaustivo control presupuestario que lleva a cabo el actual equipo de gobierno desde principios de mandato".

"Ese control nos ha permitido dar de baja más de 420 partidas que no iban a poder ejecutarse logrando así un doble objetivo: que los municipios se beneficien de ese dinero y que la Diputación de Zaragoza no pierda techo de gasto", ha recalcado el presidente.

Con la modificación aprobada este viernes "nos vamos a situar en una ejecución presupuestaria próxima al 97 por ciento y además los ayuntamientos zaragozanos van a recibir fondos con los que financiar gastos imprevistos o actuaciones que no han podido incluirse en el plan unificado de subvenciones (PLUS) o en el plan de inversiones financieramente sostenibles".

Las principales bajas introducidas en el presupuesto corresponden a partidas de personal (3,2 millones), el proyecto Ecoprovincia (un millón), actuaciones de restauración (1,6 millones), inversiones en carreteras (414.000 euros) y modificaciones en el convenio de barrios rurales con el Ayuntamiento de Zaragoza (434.000 euros).

UN PRESUPUESTO "REAL"

La portavoz de Ciudadanos, Elena Martínez, ha señalado que su grupo vota a favor de este punto, que ha sido aprobado por unanimidad, si bien ha estimado que la modificación presupuestaria denota "una falta de ejecución de ciertas partidas" en los capítulos de inversiones y personal.

El portavoz del grupo En Común, José Ángel Miramón, ha observado que la institución provincial está "siendo un cajero automático, aunque todos tenemos tarjeta y el PIN, a todos nos llega el dinero, no como en el anterior mandato", ha advertido.

Por último, la diputada del PP, Inmaculada de Francisco, ha criticado también la ejecución del presupuesto, si bien ha apoyado este plan de concertación que "llegará como un regalo de Navidad a los municipios". Ha deseado que el presupuesto de 2019 "sea real y se cumpla".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.