Así, el consistorio dará 3.000 euros a todos los inmuebles con uso residencial habitados. En el caso de inmuebles alquilados, la mitad será para el propietario y la otra mitad para el inquilino.

Además, se darán 1.500 euros a todos los inmuebles con uso residencial no habitados, 1.000 euros a todos los inmuebles con uso no residencial, 1.500 euros a las comunidades de propietarios y 1.000 euros a todos los explotadores de negocios.

En todos los casos, será necesario que el interesado cumpla una serie de requisitos, así como estar empadronado o residir en el término de Sant Llorenç, ser propietario o inquilino de inmuebles situados en el ámbito de afectación de la torrente definido.

Esta subvención no la podrán recibir propietarios de inmuebles que con anterioridad a la torrente tuvieran carácter ruinoso ni tampoco los inmuebles en que los daños se limitan a accesos a viviendas situadas en plantas superiores.

Con este acuerdo el Ayuntamiento pretende agilizar la llegada de ayudas a los afectados para paliar los daños sufridos por las lluvias que han llevado al municipio "a una situación gravísima".