El portavoz de la formación naranja, Miguel Sánchez, ha asegurado que "permitir que en la misma puerta del hotel se concentraran un grupo de radicales que, finalmente, provocaron incidentes violentos no es un ejemplo de cómo gestionar la seguridad de todos los murcianos, independientemente de qué ideas políticas compartan".

Sánchez, quien ha expresado su condena tanto a la "violencia desplegada" como, en especial, a los insultos vertidos contra Ortega Lara por parte de algunos de los manifestantes, considera que "con solo un poco de sentido común se hubiera evitado este bochornoso espectáculo, simplemente separando unos metros más manifestantes y asistentes al acto".

El portavoz naranja ha anunciado que esta petición de explicaciones se hará de forma oficial en todas las administraciones en las que Ciudadanos pueda realizarla, tanto regionales como estatales.

Sánchez ha destacado que más allá de cualquier consideración ideológica, Ortega Lara "es una víctima del terrorismo y que lo insulten e incluso le deseen que vuelva al 'zulo' no tiene ningún sentido y es algo despreciable y miserable".

En este sentido, Miguel Sánchez ha recordado que destacadas figuras del partido "ya han condenado esta actuación, desde el portavoz parlamentario Juan Carlos Girauta a los diputados nacionales Toni Cantó y Marta Rivera, entre otros".

Consulta aquí más noticias de Murcia.