Number One, uno de los perros de Mickey Rourke que adora sentarse a la mesa a comer pasta con salsa boloñesa

El actor Mickey Rourke da de comer a su perro Number One.
El actor Mickey Rourke da de comer a su perro Number One.
MICKEY ROURKE

Mickey Rourke ha sido siempre muy sincero sobre lo importante que son sus perros en su vida y si en un local no se admiten mascotas a él no le importa pasar un poco de frío en la terraza. Ahora bien, que no le pidan a Rourke que uno de sus adorables amigos de cuatro patas no se siente a la mesa.

Ver esta publicación en Instagram

Carbonara Day ❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Una publicación compartida de MICKEY ROURKE (@mickey_rourke_) el10 Nov, 2018 a las 2:15 PST

Number One, pomerania de color marrón que tiene el actor, comió como uno más en un restaurante de Los Ángeles (Estados Unidos). Sentado en una silla para bebés y con un jersey, el perro del protagonista de Homeboy zampó como un rey unos espaguettis a la boloñesa con la ayuda del tenedor de su dueño.

Por lo visto, a Number One le encanta comer y Rourke bromeó en Instagram con que iba a cambiarle el nombre por Alligator (cocodrilo en inglés).

Aunque iba con gafas de sol, Mickey Rourke, de 66 años, no pasó desapercibido con su pantalón de chandál de terciopelo, chaqueta de cuero y zapatillas blancas. Un look deportivo a juego con el de su perrito Number One que se ha vuelto inseparable para él. Se lo lleva a los rodajes, a las entrevistas, al gym... y cuelga imágenes en Instagram en las que el perrito posa como una estrella más.

Ver esta publicación en Instagram

#1 and i hard at work,getting ready for his close up.

Una publicación compartida de MICKEY ROURKE (@mickey_rourke_) el26 Oct, 2018 a las 6:43 PDT

En la edición de 2009 de los Globos de Oro, Rourke subió al escenario para recoger un premio por su papel en The Wrestler y se lo dedicó a sus mascotas: "Me gustaría dedicárselo a todos mis perros: los que están aquí y los que ya no están. A veces cuando un hombre está solo, eso es todo lo que tiene: su perro. Y han significado el mundo para mí".

Ver esta publicación en Instagram

Carbonara day

Una publicación compartida de MICKEY ROURKE (@mickey_rourke_) el27 Oct, 2018 a las 6:47 PDT

Al mes fallecía su chihuahua Loki, de 18 años, al que siempre definió como "el amor de su vida" y con el que tantas veces fue fotografiado. "Le extraño profundamente, pero su espíritu está conmigo. Me siento bendencido de que haya fallecido tranquilamente entre mis brazos", comentaba Roruke poco después.

Ver esta publicación en Instagram

We both hate to fly)))

Una publicación compartida de MICKEY ROURKE (@mickey_rourke_) el11 Nov, 2018 a las 6:02 PST

Tras filmar Dead in Tombstone en Rumania (2013) decidió donar 2 millones de dólares, de los que 250.000 salieron de su propio bolsillo, para que se crease un lugar en el que cuidar los más de cien mil perros callejeros que hay en Bucarest. El donativo fue para Life with Dogs y el actor se comprometió a visitar él mismo todo para asegurarse de que no se especulase. "Nadie ganará dinero con esta inversión", comentó.

Precisamente, Rourke adoptó un perro que estuvo deambulando por allí durante el rodaje de la película.

Su amor por los animales le han llevado incluso a tatuarse el cuerpo con recuerdos de ellos. En 2015, por ejemplo, se dibujó un 'Guapo Siempre' en el antebrazo en honor a Jaw, uno de sus perros que había muerto.

Ver esta publicación en Instagram

Getting workout with #1 & Egor

Una publicación compartida de MICKEY ROURKE (@mickey_rourke_) el11 Jul, 2018 a las 7:24 PDT

Ese mismo año, reconoció que otro de sus perros, Beau Jack, le salvó de suicidarse.  "Estaba pasando por un momento realmente difícil. No pude soportarlo más y cogí un arma", relataba a Page Six.

"Estaba decidiendo en qué parte de mi cabeza me pegaría un tiro cuando mi perro lloró y dijo [con los ojos] '¿Quién me va a cuidar?' Me hizo bajar el arma auque estaba listo para morir", continuó Rourke.

La fascinación de Rourke por los perros comenzó después de que Carré Otis, su segunda mujer y de quien se divorció en 1998, le regalase uno. A menudo, se atribuye a los perros de Rourke la responsabilidad parcial del resurgimiento de su carrera, algo que ocurrió después de una serie de fracasos a lo largo de los noventa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento