Los chicos de 'OT 2018'
Los chicos de 'OT 2018', tirados ante las puertas de la habitación. CAPTURA DE PANTALLA DE RTVE

Caos en Operación Triunfo 2018. El programas no gana para disgustos. El último, el intento de motín de los concursantes al propio talent.

Los concursantes de la Academia acordaron este domingo hacer una sentada delante de la puerta de la habitación y no generar ningún contenido hasta que se abrieran las puertas, cerradas hasta las 22.30 -en lugar de hasta las 22, como suele ser habitual-. Una imagen que se ha hecho viral y ha levantado críticas entre los fans, que piden que el programa sancione a los triunfitos.

El motivo de que los jóvenes artistas se rebelaran contra el talent para hacer su particular huelga no fue otro que la decisión del programa de no abrir la habitación -el único lugar de la Academia que no tiene cámaras ni micrófonos- hasta las 22.30. Una decisión que no sentó bien a los concursantes, que decidieron sentarse frante a las puertas del cuarto para no generar contenidos en el Canal 24 horas.

"¿Habéis visto que la habitación se abre a las 22:30? ¿Por qué?", preguntaba Famous a sus compañeros. "Sí, porque la liamos ayer", contestaban estos.

"¿Y si nos pasamos de 22:00 a 22:30 todos juntos en el pasillo de la habitación?", proponía Julia, a lo que María contestaba: "Dios, qué ideón".

Dicho y hecho. Lo que no sabían -o quizás sí- es que la imagen se haría viral, dejando en mal lugar al programa, que este lunes les ha llamado al orden.

Lo ha hecho a través de su directora, Noemí Galera, que les ha abroncado."Es una vergüenza. Las faltas de respeto no las voy a consentir bajo ningún concepto. Así que espero que os disculpéis con Adriá (la persona del equipo que les abrió la puerta)".

"Sé que os la suda lo que yo os diga, pero leed estos tuits de vuestros fans". Y, a continuación, han leído confesiones de sus seguidores., la mayoría, muy duros con los triunfitos.

Para terminar, la directora les ha abierto las puertas de la Academia. "Si alguno no quiere estar, ahí tiene la puerta. Que se vaya".

Los chicos han intentado explicarse pero ella ha sido dura: "No nos toméis por gilipollas". Y un consejo final: "Aprovechad el mes que os queda".