Ébola
Brote de ébola en la república democrática del Congo. EFE

El Ministerio de Sanidad de República Democrática del Congo ha declarado que la actual epidemia de ébola que está padeciendo el país es ya la peor de su historia con 198 muertos y 319 casos entre "probables y confirmados" en las provincias de Kivu Norte e Ituri.

La gravedad de la epidemia se ha acrecentado por los combates de las milicias en la zona y por la acción de los curanderos, factores ambos que han impedido a los especialistas hacer su trabajo, y acelerado la expansión del ébola.

"La epidemia actual es la peor en la historia de la RDC", ha sentenciado la portavoz del Ministerio, Jessica Ilunga, y es la tercera en toda la historia del continente, después del brote de 2013-2016 en África Occidental, donde se confirmaron más de 28,000 casos y un brote en Uganda en 2000 que involucró a 425 casos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha insistido este jueves en que la inseguridad representaba el principal desafío al que se enfrenta la epidemia actual, seguida de la desconfianza de la comunidad.

"Cada vez que hay un ataque tenemos que parar las operaciones. Y cada vez que las paramos, el virus se beneficia y nos afecta de dos maneras. la primera, que se extiende, y la segunda, es que genera más casos de los que somos capaces de vacunar", ha lamentado.

De hecho, la confirmación de nuevos casos se ha acelerado en el último mes y un comité de emergencia de expertos de la OMS avisó en octubre que el brote probablemente empeoraría significativamente a menos que se intensificara la respuesta.