Homosexualidad
La bandera arcoiris, símbolo del colectivo LGBT. EP

Un hombre acusado de agredir a una pareja homosexual en el municipio madrileño de Fuenlabrada el pasado mes de julio volvió este miércoles a insultar y a acosar a sus víctimas, esta vez a la salida de los juzgados, al grito de "abusadores de niños" y "abusadores de discapacitados".

La pareja, que de acuerdo a Rubén López (activista de Arcópoli, organización a la que pertenece el abogado de la pareja) está "atemorizada", ya que "ven al agresor todas las mañanas, porque vive en su mismo barrio" salía de una vista judicial respecto de la agresión anterior por la misma persona (denunciada el 27 de julio), finalmente suspendida para estudiar un posible delito de odio.

Los activistas que acompañan a las víctimas han relatado que, de no haberse refugiado en una cafetería, el agresor (que salía también de la vista) les habría golpeado, además de insultarles llamándoles "abusadores de niños" y "abusadores de discapacitados".

La agresión anterior ocurrió en la estación de cercanías de Fuenlabrada, donde el acusado presuntamente asaltó a la pareja al grito de "maricones de mierda" para luego empujarles y pegar un puñetazo a uno de ellos.

Después de lo ocurrido, los abogados de la pareja pedirán una orden de alejamiento y que el caso se estudie como un delito de odio dirigido al colectivo LGTB.