Cisjordania.
Soldados israelíes escoltan a tres de los palestinos arrestados en Cisjordania. Avi Roccah / Efe

El grupo chií libanés Hezbolá ha anunciado la muerte de uno de sus principales dirigentes, Emad Mughaniya, en un atentado perpetrado en la noche del martes, y ha acusado a Israel de estar detrás del asesinato, algo que este país se ha apresurado en rechazar.

Mughaniya podría ser el jefe de los servicios de inteligencia de Hezbolá
En un comunicado de Hezbolá, difundido por la televisión Al Manar, órgano del partido chií, no se especificaron las circunstancias ni el lugar del atentado, si bien todo parece indicar que Mughaniya murió
en la explosión de un coche bomba en Damasco.

El comunicado tampoco detalló el cargo de Mughaniya (también conocido por su pseudónimo, "Hajj Rawan"), aunque anteriormente se le había identificado como el jefe de los servicios de inteligencia de dicho partido.

En busca y captura

Según Hezbolá, Mughaniya ha sido el objetivo de "los sionistas y los países arrogantes por más de dos décadas".

Este dirigente de Hezbolá era uno de los hombres más buscados por EEUU e Israel, y se le considera como uno de los pilares de la estructura militar de la organización chií.

Entre otras causas, sobre Mughaniya pesaba una orden de busca y captura decretada por la Corte Suprema de Argentina por el atentado de 1992 contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, en el que murieron 29 personas.

Por otra parte, el Ejército israelí ha detenido a setenta palestinos en las últimas horas en una amplia incursión en localidades de Cisjordania, según fuentes militares israelíes.