Operarios de Audi trabajan con robots
Operarios de Audi trabajan con robots. AUDI

El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha reclamado este miércoles que la jornada laboral se vaya reduciendo paulatinamente a los cuatro días a la semana, 32 horas semanales, a medida que España vaya avanzando en la automatización del empleo, y todo ello sin recortar los salarios.

Además, ha pedido que se promocione el empleo en aquellos sectores que se beneficiarían directamente de la reducción de la jornada laboral, como los relacionados con la salud y los cuidados, el ocio o la ecología.

Pino ha presentado junto a José Varela, experto en digitalización y colaborador del sindicato, un informe sobre el impacto de la revolución tecnológica en la ocupación.

"Perder hasta 6,7 millones de empleo"

En este sentido, Valera ha resaltado que, a pesar de que algunos estudios dicen que las nuevas tecnologías pueden llegar a crear empleo, "la generalidad es que se pueden perder entre un millón y 6,7 millones de empleos de aquí a 2030".

Pino ha defendido que, para conseguir que el proceso tecnológico revierta en progreso y prosperidad y creación de empleo, se hace necesario que, a corto plazo, se desarrolle un Plan Nacional de Inclusión Tecnológica.

A largo plazo, ha abogado por crear nuevos impuestos asociados a las nuevas tecnologías, lo que se llama Robotasa, con el fin de "repartir de manera más igualitaria la riqueza que se genera en la empresa gracias a la inclusión de las tecnologías", y poner en marcha nuevos sistemas de rentas para aquellos trabajadores que no puedan adaptarse a esta nueva realidad".