Jamal Khashoggi  en el consulado saudí en Estambul
Imagen obtenida de un vídeo de un circuito cerrado de televisión policial, en la que supuestamente se ve al periodista saudí Jamal Khashoggi (d) en el exterior del consulado saudí en Estambul (Turquía), el 2 de octubre del 2018. SABAH / EFE

El ministro de Exteriores saudí, Adel al Jubeir, ha reconocido que los restos mortales del periodista Jamal Khashoggi están en paradero desconocido tras su asesinato en el consulado saudí de Estambul, que describió como una "operación clandestina", sin conocimiento de las autoridades, y que tachó de "error" y "aberración".

En una entrevista concedida a la cadena estadounidense Fox News, Al Jubeir ha asegurado que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, "nunca estuvo al tanto de lo ocurrido", pero ha prometido llevar ante la justicia a los responsables del asesinato.

El ministro aseguró desconocer los detalles de la muerte a pesar de que su propia cartera indicó en un comunicado oficial que el reportero murió durante un forcejeo con el personal del consulado, en lo que ONG consideran una ejecución extrajudicial.

Al Jubeir ha reconocido que lo ocurrido fue "obviamente, un tremendo error" y también aceptó el "agravante de que se intentó encubrir, lo que es inaceptable para cualquier gobierno".

"Estamos decididos a levantar cada piedra. Estamos decididos a averiguar todos los hechos y estamos decididos a castigar a los responsables de este asesinato", ha añadido.

Sobre la naturaleza de la operación, Al Jubeir aseguró que fue "una operación clandestina", sin conocimiento de las autoridades, a pesar de que algunos de los responsables han aparecido en imágenes acompañando al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman.

"Había gente cercana, hay fotos de gente que era parte de su dispositivo de seguridad, pero es normal, hay rotaciones en el personal. Que estén en esas fotos no significa nada", ha declarado.

"Fue una operación clandestina, de individuos que terminaron ignorando las responsabilidades que tenían, que acabaron matando a Jamal Khashoggi en el consulado y que intentaron encubrirlo", ha añadido.