Feminicidas detenidos en México
Los esposos Juan Carlos N. y Patricia N., detenidos bajo la acusación de haber asesinado a al menos a 10 mujeres en el municipio de Ecatepec, en México. FISCALÍA DEL ESTADO DE MÉXICO (FGEM) / EFE

La filtración en redes sociales de un vídeo con la explícita declaración de Juan Carlos "N" -como ha sido identificado por las autoridades el monstruo de Ecatepec- ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México ha puesto los pelos de punta a millones de personas que lo han visto.

La difusión del vídeo podría obligar a la Fiscalía a tener que dejar en libertad hasta que se celebre el juicio al acusado, que confesó haber secuestrado, violado y asesinado a una veintena de mujeres, por haber incurrido en un delito contra su intimidad, por dejar su cara al descubierto.

El llamado 'monstruo de Ecatepec' fue detenido cuando llevaba en un carrito de bebé restos humanos de una de sus últimas víctimas.

En el vídeo, Juan Carlos N, el presunto feminicida, habla de los motivos por los que había cometido los crímenes. "Prefiero que mis perritos coman carne de esas mujeres a que ellas sigan respirando mi oxígeno", llega a afirmar. A la pregunta de si tiene alguna misión en la vida, el hombre contesta que cree que no saldrá de esta, pero advierte de que si sale, "voy a seguir matando mujeres" a causa "del odio que les tengo".

El monstruo de Ecatepec vincula su inicio criminal a una ruptura con una pareja, una mujer que le dejó. "Yo dije si yo no fui feliz, nadie lo va a ser". Niega necesitar asistencia psicológica. "Yo estoy completamente sano y bien, lo que estoy haciendo es limpiar el mundo de porquería".

La esposa del acusado explicó, asimismo, que su marido conseguía atraer a la casa a las mujeres bajo la oferta de trabajo de limpiadoras, pero "las jalaba para violarlas. A pesar de tenerme ahí, él quería tener sexo con mujeres de fuera", explicó a los investigadores. 

Por otra parte, en una entrevista con EFE, la periodista Lydiette Carrión, experta en feminicidios, ha presentado esta semana su libro "La fosa de agua", una investigación sobre las desapariciones de mujeres y feminicidios en el Estado de México, cuestiones en las que -defiende- se debe llegar a una "verdad concreta". "¿Dónde se encuentran las adolescentes que han desaparecido? ¿Quién se las llevó? ¿Qué les pasó? ¿Dónde están?", plantea Carrión.

'La fosa de agua' ahonda en varios casos de desapariciones en el centro de México, así como en los feminicidios de seis jóvenes que tenían entre 14 y 19 años, exhibiendo la falta de resultados en la investigación y las carencias e irregularidades de los procesos judiciales.

De acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), en México se han documentado 1.420 asesinatos a mujeres entre 2014 y 2017.

"Pasa cada ciertos años que hay un caso así, y te puedo apostar a que el próximo mes va a haber otro caso que va a borrar la atención (de este)", expresa la periodista que pide ir más allá con las investigaciones.

La autora llama a los investigadores a hacerse muchas más preguntas y a no reducir el caso al matrimonio. "Preguntas que creo que son importantes en este momento, porque en esa zona, desde hace muchos años, desaparecen mujeres, y muchos indicios apuntan al crimen organizado", explica Carrión, quien remarca que las autoridades "no pueden eliminar esa línea de investigación" y quedarse únicamente con la declaración del acusado.

Si esto último ocurriera, se corre el riesgo de que se pueda "acabar con investigaciones de casos que se han dado ahí a lo largo de los años, y encubrir otro tipo de fenómenos". "Yo no puedo decir que esto va a pasar, pero sí es un riesgo", insiste la periodista.