La confesión de una pareja acusada del asesinato de al menos 20 mujeres ha desatado el horror en México ante el hallazgo de restos humanos en su casa en un registro de la Fiscalía del Estado de México, informaron las autoridades. Al principio las autoridades los acusaban de 10 feminicidios, pero las sucesivas confesiones han elevado la cifra al doble.

La Fiscalía estatal confirmó que encontraron restos humanos en cubos de agua, el frigorífico y bolsas de plástico al registrar la casa que esta pareja tiene en el municipio de Ecatepec, en el centro del país.

La pareja, identificada con los nombres de Juan Carlos N. y Patricia N., fue detenida el viernes pasado cuando caminaban con un coche de bebé con el cadáver de una mujer que presuntamente querían abandonar en un terreno baldío de la zona.

En las redes han calificado al presunto asesino, o asesinos, en serie como "El Demonio de Ecatepec", y se convocó a una manifestación para pedir justicia con la consigna de "un grito de auxilio por las mujeres en Ecatepec. Nos están matando".

"Con toda naturalidad"

Lo que ha desatado el horror es su confesión ante las autoridades sobre la forma en que cometieron estos asesinatos, por lo que han sido calificados como "feminicidas seriales", por el fiscal general del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez.

"Con toda naturalidad nos refiere los casos con señas particulares precisas; nos da nombres de sus víctimas, nos da ropas que tenían en esos momentos", informó el Fiscal a la emisora Radio Fórmula al comentar la confesión de Juan Carlos N.

En un post de Facebook, el fiscal ha enumerado que durante el registro al domicilio de los detenidos (que viven con tres menores) "fueron localizadas ocho cubetas de plástico de 20 litros cada una, en cuyo interior fueron encontrados restos humanos cubiertos con cemento. De Igual manera, en un refrigerador fueron ubicados más restos congelados, envueltos en bolsas plásticas".

Gómez Sánchez ha apuntado a la cadena CNN que el detenido confesó al principio haber matado a 10 mujeres, y posteriormente afirmó que su esposa había matado a otras 10.

"Un orgullo"

En opinión del fiscal, este presunto asesino muestra alegría cuando narra los hechos porque parece que para él "es un tema de orgullo, nos da estos datos con ganas de salir en la foto, que la gente lo conozca".

La pareja fue detenida en el marco de una investigación que las autoridades hacían sobre la desaparición de al menos tres mujeres, las cuales, de acuerdo con la investigación, pudieron tener en algún momento alguna relación con los asesinos.

La investigación los llevó al domicilio de la pareja de feminicidas, y cuando los vieron salir, se les acercaron para hacerles preguntas y hallaron los restos humanos en el coche para bebé que llevaban con ellos.

La Fiscalía del Estado de México confirmó que en las últimas horas fue recuperada una bebé de dos meses que esta pareja vendió después de haber asesinado a la madre.