Según ha comunicado la Policía Local, los agentes acudieron a la calle Llorente por el aviso de una "reyerta" y encontraron a un varón de 54 años, de origen portugués y residente en Vigo, "sangrando abundantemente por el rostro", el cual manifestó "que momentos antes había participado en una reyerta con dos vecinos que aún se encontraban en el lugar".

La víctima aseguró "que uno de ellos le propinó dos puñetazos en el rostro que le causaron la pérdida del equilibrio, cayéndose al suelo". Posteriormente, fue trasladado por la ambulancia al servicio de urgencias del Hospital Álvaro Cunqueiro "debido a la gravedad de su estado".

El tercer implicado, que responde a las iniciales V.M.M.P., varón de 25 años, transmitió a los agentes de la Policía Local de Vigo que había "discutido" con la víctima y que éste "reaccionó de forma violenta, adentrándose en su domicilio". Según la Policía, la víctima llevaba una escopeta que era un "arma simulada de cierta antigüedad y que únicamente sirve como elemento decorativo", que le fue intervenida.

De acuerdo con la versión de V.M.M.P., forcejeó con la víctima hasta que le arrebató el arma y la tiró al suelo. Acto seguido, el después detenido, al ver estos hechos comenzó a agredir al que había portado el arma, "causándole las heridas de gravedad". También tuvo que ser asistida por un estado de ansiedad la pareja sentimental de V.M.M.P, tras ser testigo de los hechos, siendo trasladada al mismo hospital.

El personal sanitario comunicó a los agentes que "el herido presentaba un fuerte corte en la zona de la sien izquierda, con afección a una arteria situada encima del la línea del ojo", por consiguiente, tuvo que ser "intervenido quirúrgicamente para detener la hemorragia". A su vez, informaron de que "la lesión tuvo que ser provocada por algún objeto contundente".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.