Drogas y pistola intervenidas
Drogas y pistola intervenidas GUARDIA CIVIL

Como consecuencia de la operación, además de poner al descubierto un punto de venta de drogas, se ha intervenido hachís con el que se podían haber puesto en circulación más de 1.000 dosis, así como marihuana y cocaína ya preparadas para su distribución al menudeo. También se ha intervenido una pistola tipo revolver que resultó ser detonadora.

A finales del pasado mes de agosto, la Guardia Civil apreció en un barrio de Entrambasaguas movimientos inusuales de personas y vehículos de no residentes en la zona, así como el comportamiento vigilante del residente en una casa.

Estas conductas habían creando alarma en la población y los agentes sospecharon de la posible existencia de un punto de venta de estupefacientes. También averiguaron que podían estar en posesión de algún arma.

La investigación se centró en una vivienda y se averiguó que uno de sus moradores tenía antecedentes por tráfico de drogas. En las vigilancias detectaron un importante tránsito de personas y vehículos que visitaban la vivienda durante poco tiempo.

Con estas y otras pesquisas realizadas que apuntaban al tráfico de drogas en la vivienda, el 5 de octubre se registró el inmueble, se detuvo a los citados y fueron intervenidos unos 615 gramos de hachís, 76 gramos de marihuana en bolsitas preparadas para su distribución y en otros envases, 8 dosis de cocaína, 3 básculas de precisión, diferente material para la distribución de la droga, teléfonos móviles y la citada pistola detonadora.

En el registro igualmente se encontró diferente documentación que denota el tráfico de drogas.

En la operación han intervenido efectivos de la Guardia Civil pertenecientes a Seguridad Ciudadana de la Compañía de Santander, USECIC y Servicio Cinológico con un perro detector de estupefacientes.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.