Donald Trump
Donald Trump recibió a Kanye West para debatir cómo prevenir la violencia de pandillas y la reforma del sistema penitenciario. EFE/ Michael Reynolds

El rapero Kanye West se reunió hoy con el presidente estadounidense, Donald Trump, y dio un largo y confuso monólogo en el que describió al mandatario como "un héroe" que le hace sentir "como Superman" con su capa, cuando lleva la gorra roja popularizada por los seguidores del que fuera magnate inmobiliario.

"Trump está en su viaje de héroe ahora mismo. Puede que no pensara que tendría a su lado a un hijo de puta loco como yo", dijo West en el Despacho Oval ante la prensa.

El célebre músico, ferviente seguidor de Trump, visitó la Casa Blanca para almorzar con el presidente y conversar con él sobre cómo prevenir la violencia de pandillas y la reforma del sistema penitenciario en Estados Unidos.

El rapero divagó durante más de 10 minutos sobre las divisiones políticas y las medidas comerciales de Estados Unidos, los errores que a su juicio cometen los afroamericanos e incluso su propia salud mental, al asegurar que le diagnosticaron erróneamente un desorden bipolar.

West afirmó que la gorra roja de Trump, fue para él como "una capa de Superman" durante la campaña electoral. "Mi padre y madre se separaron, así que no había mucha energía masculina en casa, y también estoy casado con una mujer de una familia en la que tampoco hay mucha energía masculina", dijo West.

Trump indicó que West es "un tipo listo" y "entiende" las cosas. Preguntado por si le ve como candidato presidencial, Trump respondió "podría serlo, perfectamente", a lo que West matizó que sería "solo después de 2024", cuando el presidente abandone el poder en caso de que sea reelegido para un segundo mandato.

West en un momento se levantó de la mesa acercándose a él para abrazarle y decirle que no solo le cae bien, sino que le "ama". "Amo a este tipo", proclamó el rapero.