Huracán Michael
Lluvia en Panamá City, Florida, ante la llegada del huracán Michael. Dan Anderson / EFE

El huracán de categoría 4 Michael tocó tierra este miércoles cerca de Mexico Beach, en el noroeste de Florida (EE UU), zona donde se registra una marejada ciclónica "mortal" y vientos "catastróficos", informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En un boletín especial, el NHC indicó que el ciclón mueve vientos máximos sostenidos de 155 millas por hora (250 km/h) y rachas superiores, y se dirige rumbo noroeste a 14 millas por hora (22 km/h).

Desde hace años no ha llegado a la zona de la península de Florida un huracán como Michael, que ha ido fortaleciéndose desde que este martes se adentró en el Golfo de México y la pasada madrugada llegó a la categoría 4 de la escala de Saffir Simpson, de un máximo de 5.

Casi de 5

Michael estuvo a punto de tocar tierra como huracán de categoría 5, lo que hubiera sido a partir de unos vientos de 157 mi/h (252 km/h).

Los meteorólogos del NHC pidieron a los residentes en la zona que no salgan a la calle a pesar de la "calma relativa" que genera el paso del ojo del huracán, pues los fuertes vientos reaparecerán "rápidamente".

El gobernador de Florida, Rick Scott, prometió que "en cuanto Michael pase" se producirá una "masiva respuesta" para apoyar al Panhandle (como se le conoce a la península) con más de un "millar de especialistas en búsqueda y rescate de personas" y 3.500 efectivos de la Guardia Nacional del estado.

En el momento en el que el NHC emitió el boletín especial, Michael estaba a unas 5 millas (10 km) de la localidad de Mexico Beach, que según el censo tiene 1.072 habitantes.

Los meteorólogos indican que, ahora que tocó tierra, se espera que el ciclón se debilite mientras cruza el sureste del país, después de un giro hacia el noreste esta tarde o noche y un incremento en su velocidad de desplazamiento.

Los vientos huracanados se extienden desde el ojo del ciclón hasta 45 millas (75 km), mientras que los de fuerza de tormenta tropical (menos de 75 m/h o 1199 km/h) se sienten hasta a 175 millas (280 km).

Junto a los fuertes vientos y lluvias, que podrían acumular hasta 12 pulgadas (30 centímetros) en algunas zonas, lo que podría provocar riadas, la mayor preocupación de las autoridades es el aumento del nivel del mar.

Las previsiones de los meteorólogos apuntan a que el nivel del mar podría subir hasta los 14 pies (4,2 metros) en la región debido a los fuertes vientos, la marejada ciclónica que provoca y la subida de la marea, prevista para esta tarde.

"Que Dios os bendiga"

Poco antes de que el meteoro tocara tierra, el presidente de Estados Unidos,Donald Trump, expresó su apoyo a los habitantes de Florida que han quedado atrapados allí.

Las autoridades de Florida han emitido alertas de evacuación para unos 500.000 ciudadanos pero no todos han podido salir y los que no lo hayan hecho ya no podrán hacerlo porque es demasiado tarde, según ha informado la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA).

"Muchas zonas son muy pobres", lo que hace "muy difícil que la gente sin los recursos necesarios pueda salir", ha dicho Trump en declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca tras reunirse con el director de la FEMA, Brock Long, y con la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Así las cosas, y ante la imposibilidad de seguir evacuando gente, Trump ha deseado suerte a los habitantes de Florida. "Que Dios os bendiga a todos", ha dicho.