Rogelio López-Vélez
Rogelio López-Vélez, jefe de la Unidad de referencia nacional de enfermedades tropicales en el Hospital Ramón y Cajal. COMUNIDAD DE MADRID

"La mortalidad por dengue es nula, solo aparece en países de baja renta donde no tienen asistencia sanitaria", explica a 20minutos Rogelio López-Vélez, jefe de la Unidad de referencia nacional de enfermedades tropicales en el Hospital Ramón y Cajal.

Sus palabras tranquilizan a la ciudadanía española después de conocerse que dos ciudadanos españoles de la misma familia han contraído el dengue... y que se trata  de los primeros casos autóctonos registrados en el país.

¿Es extraño que haya pasado esto en España?

Era de esperar.

¿Por qué?

Porque es algo que ha pasado en toda la costa del Mediterráneo en los últimos años. Dengues importados vemos todos los días. Y dengue autóctono en Europa hay, ha habido, hemos tenido en Croacia, Italia, Francia... y ahora no era de extrañar que sucediera en España porque tenemos el vector. Es posible que hubiera habido otros casos de dengue y hubieran pasado desapercibidos.

¿Cómo ha sucedido?

Claramente ha tenido que venir alguien con dengue epidémico en sangre, entre los primeros 7-10 días de la enfermedad, el mosquito local ha picado a esa persona, enferma, ha realizado su ciclo, al cabo de unos días ha picado a otra persona en España y ha transmitido el virus. 

En este caso son tres miembros de una familia. ¿Eso es habitual?

Un mosquito se alimenta cada 48 horas. Para que tres personas de una familia estén infectadas, lo lógico es que haya varios mosquitos infectados. Pero puede haberse dado el caso de que se haya transportado un mosquito infectado y que se dejara en Cádiz. Eso sería un dengue de aeropuerto. Los otros serían dengues importados o dengue autóctono.

¿Son alarmantes estos tres casos?

No, afortunadamente. Es una enfermedad que no tiene grandes consecuencias ni gran trascendencia. La mortalidad hoy en día es nula. La mortalidad que aparece es en países de baja renta donde no tienen asistencia sanitaria.

Pero sí hay síntomas.

El espectro clínico es muy variable, desde quien lo pasa asintomáticamente a quien tiene enfermedad grave. Hoy la OMS distingue tres escalones: dengue clásico, dengue con signos de alarma, en cuyo caso habría que dejar al paciente ingresado y en vigilancia, y dengue complicado, en cuyo caso habría que aplicar un tratamiento paliativo con fluidos intravenosos.

Entonces... ¿sí hay casos graves?

Se puede producir alguna complicación en el cuadro agudo, pero luego el dengue, a diferencia de otros virus, no deja secuelas. En algunas personas deja síntomas de fatiga, cansancio, dolores de cabeza, fiebre, tristeza... es como un síndrome pseudogripal.

¿Te puedes vacunar contra el dengue?

Hay dos vacunas. Una está comercializada y la otra está en proceso de comercialización. Pero son vacunas que no valen para los viajeros, sino que son para poner en zonas endémicas donde haya mucha transmisión. El virus del dengue no está circulando en la sangre mucho tiempo. Si tú vienes enfermo de dengue del Trópico, el virus solo circula en la sangre unos 7 días, por eso es muy difícil que haya brotes epidémicos. La epidemia dura muy poco afortunadamente.

¿Algún consejo para la persona que se contagie?

Sabiendo que en España existe el vector, lo que aconsejamos a los pacientes, mientras dura la epidemia, que es muy poco tiempo, es lo que llamamos cuarentena solidaria; es decir, que no salga de su casa durante unos días para evitar que le pique un mosquito para evitar la infección de otros. Por lo demás, ingesta de líquidos, antitérmicos y poco más.