Cerradura
Imagen de una cerradura y la manilla de una puerta. Sacha Kohlmann / WIKIPEDIA

La Policía Nacional lo recordaba esta semana a través de su cuenta oficial de Twitter: es muy importante renovar las cerraduras de casa para evitar a los cacos. Pero ¿cada cuánto es necesario hacerlo?

Hay que tener en cuentas que cuando más antigua sea la cerradura, más fácil será para el ladrón abrirla. Uno de los métodos más habituales de los cacos es el llamado bumping, que consiste en insertar en una cerradura una llave realizada con la posición más baja a la que llegan los pistones de las cerraduras y golpearla con un objeto contundente, como un martillo, de manera que los pistones se separan de los contrapistones y se libera el giro de la llave, informa el portal Decoracción. Además, las llaves antiguas son más fáciles de copiar que las actuales.

Los expertos en cerrajería recomiendan que cada 10 o 15 años sería conveniente cambiar la cerradura de casa. Los cerrajeros llevan la delantera de los delincuentes en cuanto a conocimientos de seguridad en materia de puertas, según el portal De Reforma en Alicante. Un consejo más es instalar dos cierres en lugar de uno para reforzar más la seguridad.