Detenidos cuatro neonazis vinculados a los disturbios de Charlottesville de 2017

  • Han sido acusados de incitar a la violencia en la marcha supremacista.
  • Los cargos no están relacionados con la muerte de la mujer que falleció durante la manifestación.
Manifestantes armados vestidos de camuflaje y con equipo táctico marchan por las calles de Charlottesville, Virginia (EE UU), durante una manifestación de supremacistas blancos en agosto de 2017.
Manifestantes armados vestidos de camuflaje y con equipo táctico marchan por las calles de Charlottesville, Virginia (EE UU), durante una manifestación de supremacistas blancos en agosto de 2017.
Policía del Estado de Virginia / EFE

Cuatro supremacistas blancos fueron detenidos este martes en relación con las manifestaciones violentas celebradas en Charlottesville (Virginia, EE UU) en agosto de 2017, que se saldaron con la muerte de una mujer.

Los cuatro hombres arrestados —Cole E. White, Benjamin D. Daley, Michael P. Miselis y Thomas W. Gillen— fueron acusados de incitar violencia en la marcha "Unir a la derecha", aunque sus cargos no están relacionados con la muerte de la mujer de 32 años, Heather Heyer, que fue embestida por otro de los manifestantes.

La demanda contra los cuatro acusados muestra imágenes de ellos involucrados en actos de violencia durante el trágico fin de semana en Charlottesville, informó la cadena estadounidense de televisión CNN.

Los cuatro neonazis arrestados por las autoridades estadounidenses son de California y forman parte de un violento grupo de supremacistas blancos llamado Rise Above Movement (RAM).

En junio, el Departamento de Justicia de EE UU acusó a James Alex Fields, el conductor que mató a Heyer, de 28 delitos de odio con lesiones y de un delito de homicidio, cargos que podrían acarrear la cadena perpetua.

El 12 de agosto de 2017 es uno de los días más oscuros durante el tiempo que el presidente estadounidense, Donald Trump, lleva en Casa Blanca.

Entonces, un grupo de neonazis armados marchaba por las calles de Charlottesville entonando consignas xenófobas y antisemitas con objeto de reclamar los derechos supuestamente perdidos por los estadounidenses blancos y contra la retirada de una estatua de un general esclavista en el municipio.

Esa protesta fue respondida por antifascistas que buscaban la disolución de la marcha y, en ese contexto, Fields cogió su coche y atropelló a la multitud de los contramanifestantes, con lo que mató a Heyer y provocó lesiones a una veintena de activistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento