En un comunicado, el Coordinador de IU en Sevilla, Manuel Lay, expone que más allá del leve descenso de paro en un mes marcado en los últimos años por apreciables bajadas en el número de parados inscritos como tal, estos "datos negativos perpetúan la discriminación hacia la mujer". Además, expone que diez años después de arrancar la crisis y pese a los mensajes de recuperación, la provincia contabiliza 196.114 parados registrados frente a los 142.616 de 2010 y la tasa de paro supera el 22 por ciento.

"En la provincia de Sevilla somos un 25 por ciento más pobres que la media española y esa desigualdad ha crecido en los últimos diez años, a la vez que sigue creciendo la desigualdad entre hombres y mujeres", avisa. Además, expone que al no mediar "cambio de modelo productivo alguno", la ocupación se sustenta mayoritariamente en el sector servicios (turismo, hostelería, transporte, sanidad, educación, Administración y financiero), que el pasado mes contabilizaba 384 parados registrados más.

"Como en el resto de Andalucía, que sufre un incremento del 1,52 por ciento y deja el total de desempleados en la comunidad en 804.598 personas, la provincia de Sevilla ha sufrido las consecuencias de la crisis en materia laboral, con un tercio de las familias con algún miembro en paro y, según el último informe de CCOO, con el 44 por ciento de los trabajadores cobrando menos del Salario Mínimo Interprofesional", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.