La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña
La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña JUNTA DE EXTREMADURA

De esta forma se ha pronunciado Gil Rosiña, a preguntas de los periodistas este martes en rueda de prensa en Mérida sobre las críticas de la oposición al calor en las aulas durante las últimas semanas de altas temperaturas, sobre lo que ha avanzado que esta tarde hay una reunión entre la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, con padres, profesores y alumnos.

La consejera "se va a sentar con los alumnos, porque nosotros escuchamos a la gente, y a los que protestan ante nuestras decisiones, también", ha destacado la portavoz de la Junta, quien ha entendido "que los alumnos protesten" por las altas temperaturas en las aulas, así como el "malestar de las familias".

En su intervención, Gil Rosiña ha explicado que las medidas a corto plazo "están ya puestas" desde la ola de calor de 2017, cuando se estableció que cuando "las temperaturas son extremas", la dirección de cada centro educativo, previo informe del Consejo Escolar, "toman la decisión de una salida antes o después".

Gil Rosiña ha explicado que la construcción de colegios o institutos "ha evolucionado hacia una eficiencia energética" debido a la concienciación por el cambio climático, así como por la evolución de la técnica, ya que "cuando hoy se hace un centro de salud, un hospital o una casa, no se hace igual que hace 20 años".

Por este motivo, "parece lógico" que las nuevas construcciones de colegios e institutos que forman parte del Plan de Infraestructuras Educativas de la Junta de Extremadura se realizan "con los nuevos criterios de construcción en materia de eficiencia energética".

Así, Gil Rosiña ha lamentado que por parte de los partidos políticos "no hay más que críticas" al calor en las aulas, pero no ha "oído ninguna propuesta", frente a lo cual la Junta de Extremadura cuenta con un Plan de Eficiencia Energética para los nuevos edificios que dependen de la administración autonómica, ya sea en educación o sanidad.

En cualquier caso, Gil Rosiña ha señalado que "no hay ninguna varita mágica ante una ola de calor durante una semana", esté el Gobierno que esté, ya que "esto no se arregla de un día para otro" porque no se puede "pretender que edificios que se hicieron hace 40 años tengan las instalaciones de un edificio que se hizo hace cinco".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.